El insaciable hambre presupuestal populista

Temis y Deucalión

Por Luis Miguel Rodríguez Alemán.

El populista por diseño es un insaciable devorador del presupuesto. Con el afán de fortalecer su retorcida idea de Estado y bienestar, hacen uso de todos los recursos que tienen a su alcance con la única finalidad de apuntalar su causa. Y para muestra un botón:

El 23 de abril de este año, el Presidente de la República emitió un decreto por medio del cual se ordenaba a las dependencias de la Administración Pública Federal, NO ejercer el 75% del presupuesto asignado a los ramos 2000 y 3000 relacionados con ‘Materiales y Suministros’ y ‘Servicios Generales’. La justificación de este “austericidio” presupuestal, fue la supuesta necesidad de contar recursos para hacer frente a la pandemia.

Para medir la dimensión del recurso que dejó de ejercerse por esta orden presidencial, solamente en estos dos capítulos, la Secretaría de Educación Pública tenía asignado para 2020 un presupuesto de $22,641,203,805.00. El 75% de ese presupuesto equivaldría aproximadamente a 16,000 millones de pesos.

Posteriormente, –después de tres intentos previos– la bancada del Presidente aprobó en ambas cámaras la extinción de 109 fondos y fideicomisos públicos cuyos recursos se encontraban destinados a atender temas relacionados com la ciencia, las víctimas de la violencia, la protección de defensores y periodistas amenazados, la cultura, los deportes y hasta el fondo para hacer frente a los desastres naturales.

Se estima que con la eliminación de estos fondos y fideicomisos, se deberán reintegrar a la Secretaría de Hacienda y Crédito Público el equivalente a 68 mil millones de pesos.

No conforme con lo anterior, la 4T echó mano una vez más de su mayoría legislativa para configurar un último asalto al presupuesto (por lo menos hasta el momento), al aprobar una reforma que le permitirá al Gobierno Federal disponer de hasta 33,000 millones de pesos del Fondo de Salud para el Bienestar.

Lo preocupante de todo esto es el evidente destino que se le dará a esos recursos. De conformidad con la Ley Federal de Presupuesto y Responsabilidad Hacendaria, todos los recursos que no sean ejercidos durante un ejercicio presupuestal, atendiendo a la calendarización y programación presupuestal asignada, deberán ser reintegrados a la Tesorería de la Federación, la cual podrá reasignarlos a programas sociales durante el siguiente ejercicio (2021 año electoral).

Lo anterior implica que, si había un peso etiquetado para ejercerse en salud, educación, cultura, investigación, o seguridad, ahora ese peso podrá ser reasignado a programas sociales.

2020 ha sido sin duda un año difícil para los mexicanos. La cifra de infectados y los lamentables fallecimientos como consecuencia de la pandemia, se suman a las filas interminables de ciudadanos que han perdido su empleo o se han visto en la necesidad de cerrar sus negocios y empresas. En el contexto de esa tragedia, Andrés Manuel utilizó todas las herramientas que tuvo a su alcance, NO para hacer frente a la pandemia y sus efectos, sino para conformar una bolsa presupuestal que equivale a mucho más de 100,000 millones de pesos, cuyo destino y operación es incierto.

Se engaña quien piense que esto es un acto de humanismo o nobleza, fortalecer los programas sociales a costa de debilitar el Estado es un acto populista con un claro fin electoral. Todo ese presupuesto que tenía un fin específico, claro y determinado pasará ahora al terreno de la clientela electoral, donde las reglas de operación son difusas y los controles son débiles.

Al final, ha quedado demostrado que el populismo tiene un hambre presupuestal insaciable, miles de millones de pesos serán destinados para fortalecer las prácticas populistas y clientelares que durante años se criticaron. Miles de millones que buscarán comprar voluntades a costa del debilitamiento del Estado.


¿Qué tanto te gustó lo que leíste?


Datos del autor:

Abogado, egresado de la Facultad de Derecho de la Universidad Veracruzana, especialista en derecho constitucional y administrativo.

Facebook: facebook.com/lmaleman – Twitter: @RodrguezAleman

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s