La importancia de nuestras raíces

 Por Jenny Rubí Aguilar Guardado

Pleno 2018, México tan lejos de ser lo que fue y tan cerca de convertirse en lo que peleó por no ser.

Siglos de tradiciones y cultura han convertido a México en una singular mezcla que va desde la genética hasta sus costumbres.

Somos el resultado del mestizaje, sin embargo siempre es bueno recordar y enaltecer nuestros orígenes.

En 1810 México buscó la independencia de España, resaltando que nuestro país fue colonia española desde 1521 cuando se conquistó Tenochtitlán.

Durante 11 años de lucha, México buscó desprenderse del mando español en un movimiento encabezado por Miguel Hidalgo y Costilla, un sacerdote criollo que dirigió militar y políticamente el país durante la batalla.

IMG_1623

Pero realmente ¿de qué se independizaba México?, claro está que el hartazgo por la opresión española fue el detonante más importante, sin embargo no fue el único. Los indígenas vivieron alrededor de 300 años bajo el yugo español, la conquista española no sólo fue de territorio, sino de ideología, tradiciones y religión.

Los españoles impusieron sus costumbres, la religión (el cristianismo) poco a poco se fue desvaneciendo la esencia del México prehispánico para convertirse en la Nueva España.

Años de cambios y modernización desencadenaron desde aquella separación entre México y la corona española, conflictos políticos al tener que elegir su forma de gobierno, económicos al no tener una estabilidad financiera y territoriales debido a las expansiones de sus fronteras.

Pese a lo anterior México logra estabilizarse y a convertirse en lo que conocemos como el México independiente, preservando algunas de sus raíces, adoptando costumbres españolas y adaptándose a la diversidad del mestizaje.

Somos un país diverso, en la actualidad México ocupa el octavo lugar en diversidad cultural la cultura es parte fundamental de la identidad mexicana sin embargo con el transcurso del tiempo se ha ido perdiendo.

Es aquí donde comienza la verdadera problemática, ¿a qué se debe la notoria pérdida de la identidad cultural? la urbanización, la migración, el constante desinterés por mantener vivo lo que nos hace mexicanos son los principales factores de que a la cultura mexicana no se le dé el valor que merece.

Lamentablemente el mexicano es su peor enemigo, erróneamente se cree que discriminación y xenofobia ambos contribuyentes del desprendimiento cultural, son originados en el extranjero cuando realmente no es así.

El racismo comienza en México, entre mexicanos, a la hora de negar nuestros orígenes por el hecho de ser genéticamente diferentes, color de piel, ojos o cabello, comienza en las ciudades más urbanizadas, cuando paisanos de provincia vienen a comerciar sus productos, a trabajar o estudiar a causa de que en sus comunidades no hay tales posibilidades, se les discrimina por no dominar el español, cuando los que debemos realmente dominar la lengua materna somos nosotros, menospreciamos a nuestra propia sangre porque vivimos en la falsedad de que somos superiores y diferentes.

Orillamos y contribuimos enormemente al olvido de nuestras raíces, no podemos exigir respeto si no comenzamos en nuestra casa.

Factores políticos y económicos orillan a miles de mexicanos a emigrar constantemente hacia países con una mejor situación económica, actualmente México ha enfrentado uno de los ataques xenófobos más fuertes, México ha sido tachado como el país orígen del crimen organizado, como un país que afecta notoriamente la economía de los Estados Unidos, los mexicanos fuimos generalizados como delincuentes sin excepción. Sin importar que seamos un país clave en la economía mundial, no hay quién defienda la posición del país y ante esto se acrecienta el deterioro de lo que alguna vez fuimos.

A casi 208 años de ser meramente mexicanos es momento de hacer conciencia, de no olvidar aquello por lo que lucharon nuestros antepasados, de sentirnos más que nunca orgullosos de las tierras que pisamos, de caracterizarnos como el país con una extensa diversidad cultural y fomentar cada una de ellas. No dejemos morir aquello por lo que otros murieron.

¿Qué tanto te gusto lo que leíste?


Datos del autor:

Estudiante de la Lic. en Ciencias Politicas y Administración Pública, ex- Parlamentaria por el Distrito 25 San Andres Tuxtla.

Facebook: Rubí Aguilar Guardado

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s