La Sexta transformación de Andres Manuel (II)

Nescimus quid loquitur

Por Jafet R. Cortés

 

Enrique Peña Nieto fue marcado por la corrupción desde las primeras de cambio, el candidato perfecto se convirtió en el presidente más impopular de la historia de México, sumido entre escándalos como el de la Casa Blanca, Odebrecht, La Estafa Maestra, el espionaje gubernamental por medio de Pegasus, aunado a un cúmulo de Gobernadores y Exgobernadores que desde todos los ámbitos de sus administraciones pululaban corrupción y cinismo a niveles estratosféricos.

Se estaba produciendo un humor popular que exigía un cambio, que engarzaba rencor y rechazo total hacia la corrupción, producido por la marginación y la desigualdad social que había aumentado en el país. Más del ochenta por ciento de la población exigía un cambio y el primer adelanto fue en 2016, cuando el PRI perdió casi todas las elecciones de Gobernadores Estatales ante una alianza pragmática que había logrado concretar el PAN con el PRD, partidos polarizados desde la elección de 2006.

La quinta transformación ocurrió en 2017, cuando la ideología fundada por los seguidores de López Obrador, que habían logrado desde 2006 integrar comités de pensadores de izquierda para fundar en 2014 el partido político Movimiento de Regeneración Nacional (MORENA), se fue contaminando por el pragmatismo y la idea evangelizadora del perdón y del olvido. Personajes impresentables fueron sumándose a las filas del partido, llegando a ser candidatos a cargos públicos y algunas veces hasta ganando sus elecciones.

Las filas de MORENA se fueron alimentado del PRI en su mayoría y en algunos casos de expanistas y ex perredistas que no habían podido lograr dichas posiciones en sus anteriores partidos, la ideología de no robar se fue nutriendo de ladrones, la de no mentir de mentirosos y la de no traicionar, de gente que había y quería de nueva cuenta seguir traicionando al pueblo de México. El pragmatismo había ganado la batalla en todos los partidos, en 2018 las alianzas nos presentaban partidos que ideológicamente no podrían convivir en un espacio de uno por uno dos segundos, pero que se fortalecían políticamente por un mismo fin, que desde siempre ha sido el fin práctico de la política, obtener el poder y ejercerlo.

La mezcla de partidos hacía más difícil para el electorado decidir qué elegir, pero lo único que sí estaban seguros era lo que no querían de un gobernante; manchas de corrupción y los partidos que más manchas de corrupción tenían era lo que consolidó de manera perfecta, el llamado “PRIAN”. La historia era creíble, en el entramado público el Pacto por México presentaba material suficiente para contarla y el humor social exigía que se relatara.

En esta etapa, López Obrador, mantenía un discurso polarizador, señalaba a todos como parte de lo mismo; criticaba contundentemente a aquellos que osaban desafiar su autoridad moral o señalar incongruencias en sus propuestas de campaña. La estrategia fue muy parecida a la de Donald Trump en campaña, sectorizar el discurso, aunque este choque consigo mismo, decirle a la gente lo que quería escuchar, así de fácil. Lo ambiguo de su discurso no fue problema, la gente no vota por ideas innovadoras o proyectos, sino con el sentimiento y las emociones que le transmiten las personas.

IMG_1492.JPG

La campaña de Ricardo Anaya, candidato de Frente formado entre PAN, PRD y Movimiento Ciudadano fue marcada por el escándalo, la imagen que resaltaba en la sociedad de él se consolidó negativamente desde le embate de la PGR por el presunto caso de lavado de dinero por la venta de bodegas industriales. Desde ese momento, la campaña del candidato frentista fue cuesta arriba.

A la par, el mejor candidato que pudo lanzar el régimen no terminaba de cuajar en la independencia del partido, la gente cada vez más lo vinculaba al Revolucionario Institucional y menos creía el relato de que siendo un buen servidor público pudiera ofrecerle el cambio que tanto anhelaban. Margarita trastabillaba y Jaime Rodríguez perdía su oportunidad de conectar con el público al ofrecer la mutilación como solución radical a la corrupción en México; mientras, los dos candidatos independientes buscaban a toda costa ocupar el debate como método para solventar la falta de publicidad que la ley electoral les ofrecía.

López Obrador se sintió confiado por la situación y entró a un primer debate donde un día antes comunicó por redes sociales la importancia que le daba al encuentro, pasando unos momentos con su hijo menor pegando estampitas del álbum del mundial. El reto no era fácil y Anaya sabía que era su única oportunidad de mostrarse como una verdadera oposición al puntero. El debate se celebró y la actuación impecable del “Joven Maravilla” puso nervioso a más de uno, hasta el mismo López Obrador que se vio desencajado al finalizar el encuentro. Ahí fue, la sexta transformación, cuando tuvo que negociar con el partido que tanto criticó, para que la elección no le saliera de las manos.

La historia hoy ya todos la sabemos, ganó Andrés Manuel López Obrador, arrasó de una forma que se explica por varios factores tanto políticos, de operación electoral, como por factores sociales, y esa misma historia la seguimos viendo y viviendo, poco a poco mientras se acerca el 1 de diciembre cuando tome posesión como presidente de México. El tiempo ha dado indicios, pero será hasta que el enamoramiento acabe cuando realmente sepamos si el mismo sistema actuó de la forma que lo ha hecho siempre: cambiar todo, para que todo siga igual; sabemos a esto como se le llama. Espero equivocarme.

¿Qué tanto te gusto lo que leíste?


Datos del autor:

Licenciado en Derecho UV
Analista Político/ Humanista/ Escritor/
Xalapa, Veracruz; México.
Twitter: @JAFETcs
Facebook: Jafet Cortés

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s