El miedo como pieza fundamental de la sociedad

“Carpe diem”

Por Víctor Alberto S. P.

El miedo es una de las 6 emociones básicas del ser humano y es primordial parasu supervivencia como especie. Werner Wolff lo describe como “la forma que tieneel organismo de prepararse ante peligros amenazadores”.

Limita y beneficia por igual, nos hace consientes del peligro que amenaza nuestro estado de seguridad.

Encuestas señalan que los miedos mas comunes son: la violencia, el crimen, el terrorismo, arañas, la muerte, el fracaso, la guerra, alturas, estar solo, al futuro, hablar en público y hasta ir al dentista.

Evolutivamente estamos predispuestos a temer a ciertas cosas, pero también, podemos tener miedos adquiridos que pueden ser aprendidos por diversos medios incluyendo los traumáticos.

El experimento de John Watson sobre condicionamiento de Pávlov, nos señala como un niño deja de realizar una conducta reiterada al asociarla con un peligro a través de la estimulación sonora. Demostrando así que los miedos y conductas pueden ser modificados de manera inductiva.

En una sociedad esto aparece de manera constante, a través del miedo, se induce a la gente a no cometer determinado tipo de conductas que son castigadas y juzgadas por el ente social. Dentro de un sistema punitivo se busca disuadir al sujeto de cometer ciertos actos o conductas por medio de penalidades que coaccionen sus derechos principales garantizados en un ordenamiento jurídico. Los medios de control social son en su mayoría basados en castigos para quien incumple o no sigue los términos establecidos. El Estado no es el único que detenta estos medios de control, en la vida cotidiana existen reglas y reglamentos de cómo debemos comportarnos y si estos no se siguen nos llevan a una pena no necesariamente de carácter jurídico, sino también contractual entre individuo y un cúmulo social.

Las amenazas a nuestro estado de seguridad son guías de comportamiento en sociedad, queremos ser libres, pero cedemos ante el miedo esa libertad para poder garantizar un estado de confort que, aunque no nos llena totalmente estamos satisfechos y no nos permite concebir el mundo sin él.

IMG_1423

El miedo nos hace entender que las amenazas son reales y para combatirlas y vivir en paz tenemos que ceder libertades y concesionar derechos, desde el punto de vista laboral estamos coaccionados o amenazados para evitar conductas que perjudiquen al que detenta el capital y los medios de producción, así como ellos están disuadidos por medidas y leyes que señala el Estado en su ordenamiento
jurídico para proteger los intereses de los trabajadores, aunque esto se de en menor medida y en ciertas ocasiones de manera inequitativa.

El hombre a través del miedo permite fragmentar su libertad siempre y cuando pueda vivir en un estado de confort, la verdadera pregunta seria ¿eso es vivir? En la función social el miedo tiene una base y un sustento lógico, pero sólo se utiliza desde el momento en el que un ser humano teme lo que su homólogo pueda hacer en su contra, lo que lo hace ceder ese estado de libertad ante un poder de facto o legitimado.

¿Es imposible que el hombre se entienda entre sí y pueda vivir en armonía sin ceder su libertad ante el miedo?

Quiero creer que no es imposible…

¿Qué tanto te gustó lo que leíste?


 

Estudiante de Derecho de la Universidad Nacional Autónoma de México.
Filántropo, Político, Veracruzano.
Facebook: Víctor Alberto Sánchez
Instagram: @vicasp08

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s