¡Que sea por Veracruz!

Nescimus quid loquitur

Por Jafet R. Cortés

 

Los gobiernos, siempre están rodeados de claroscuros, pero así es la vida, prácticamente. A veces se impone lo negro a lo blanco, tomando en cuenta las interpretaciones clásicas de estos colores, que les sitúan en posiciones de bondad para el segundo y lo contrario para el primero. La vida es más compleja que eso, es una paleta a escala de grises, donde los detalles son bastos para el análisis; y para la comprensión no discriminan los pequeños hilos que componen el entramado de realidad. Aquí, el punto de inflexión recae en el tiempo, que en su momento nos da la razón o nos la quita.

Así es y será siempre. Pero entre todo el entramado de detalles, puedo asegurar que la gestión Estatal encabezada por Miguel Ángel Yunes Linares, entre claros y oscuros, avanzó en muchos sentidos y rubros, aún contando las condiciones deterioradas que enmarcaron las múltiples crisis en las que se encontraba sumido Veracruz en el año 2016, entre una turbulencia que menoscabó todo, hasta la confianza social; la avería fue inminente y las condiciones con las que se contaban vislumbraban un panorama turbio desde el comienzo de la administración.

Un estado en crisis, desmantelado por la corrupción e inundado de impunidad se fue reconstruyendo y con ello carretera; obras inconclusas que se habían convertido en monumentos a la corrupción fueron terminadas: el Hospital Infantil, el Túnel Sumergido en Coatzacoalcos, el Libramiento de Cardel, entre otras muchas obras que se empezaron y terminaron en este poco tiempo. La reconstrucción de la carretera Misantla-Banderilla, Xalapa-Coatepec, y el inicio de la reconstrucción de la carretera Coatzacoalcos-Minatitlán, entre otras obras de este tipo en el norte del estado; se rehabilitaron más de cien espacios del sistema estatal de salud, hubo ampliación de hospitales, y se trabajó arduamente en el abasto de medicamentos que habían dejado en la administración pasada en niveles ínfimos.

Se invirtió en recomponer las carencias que se vivían en infraestructura de seguridad pública, y se hicieron grandes esfuerzos por combatir de forma frontal el crimen; ningún esfuerzo será suficiente cuando la herencia de violencia se vuelve, lamentablemente, patrimonio nacional en un gobierno federal rebasado por el crimen.

Se juzgó a ex funcionarios públicos no solo por daño al patrimonio del Estado sino por situaciones aún más sensibles. Exfuncionarios que están siendo juzgados después de haberle robado a los veracruzanos su futuro, de haber despilfarrado recursos en lujos, después de multiplicar la pobreza y el rezago social; después de demostrar cómo es que la corrupción, también mata.

No sólo fueron juzgados por lo anteriormente descrito, sino que también por cometer delitos contra la humanidad. Más de cuarenta ex miembros del Gobierno de Veracruz están siendo juzgados por desaparición forzada, entre los que están Arturo “N”, ex Secretario de Seguridad Pública y Luis Ángel “N” ex Fiscal General del Estado.

Dos años nunca serán suficientes para corregir un estado con más de cinco millones de personas en situación de pobreza, donde más de millón y medio viven en condiciones de pobreza extrema; no van a ser suficientes para esclarecer lo sucedido en dos sexenios donde se formaron más de 350 fosas clandestinas en el estado donde hijos de padres y madres veracruzanas, periodistas y activistas sociales, gente con sueños y futuro sufrieron en carne propia los excesos de un gobierno que les desaparición o mínimo, volteó al otro lado mientras el crimen organizado se apoderaba del estado y les arrebataba la vida.

IMG_0871

Dos años no va a ser suficiente para componer un estado con más de 35 mil millones de pesos de deuda pública, pero fue suficiente para que, haciendo lo propio, pudiera ser hoy en día la deuda pública más baja de los últimos seis años de gobierno, y traer condiciones que permitieran al estado tener mayor liquidez financiera; aunado a que HR Ratings retiró la calificación negativa a Veracruz debido al modelo de reestructuración de la deuda, que sirvió para disminuir las tasas de interés, así como eliminar los vencimientos cruzados con los que contaba en siete de sus créditos.

En dos años no se puede componer todo, pero fueron suficientes para tener un estado en orden.

Viene una nueva transición y espero el siguiente gobierno tome lo positivo que se ha hecho, que plantee estrategias para mejorar lo que sea mejorable, así como quitar lo que se tenga que quitar. Espero sorprenda a muchos que no le dieron la confianza con su voto, espero sinceramente que le vaya bien al próximo gobernador a quien le diría que encontrará muchos aliados en el camino, de buena voluntad y un profundo amor por Veracruz, encontrará a gente valiosa que estará dispuesta a redoblar esfuerzos para llevar al Estado al lugar que siempre ha merecido en el plano nacional.

La siguiente administración encontrará a personas que quieran redoblar esfuerzos, siempre y cuando sea para seguir rescatando al estado de la herencia corrupta de Javier Duarte de Ochoa y de Fidel Herrera Beltrán.
Los gobiernos, siempre están rodeados de claroscuros, pero así es la vida, prácticamente. Pero si la intención es seguir rescatando al Estado, bienvenido Cuitláhuac García, Gobernador electo, ¡Que sea por Veracruz!

¿Qué tanto te gusto lo que leíste?


Datos del autor:

Licenciado en Derecho UV
Analista Político/ Humanista/ Escritor/
Xalapa, Veracruz; México.
Twitter: @JAFETcs
Facebook: Jafet Cortés

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s