Los jóvenes en el 2018, ¿decisivos o indecisos?

Por Mario Chávez Suarez 

El 2018 es un año electorero, un año de “propuestas”, de votos, de aliados, de campaña, incluso, un año de sumar o conquistar aquello que todavía no se logra.

Los Candidatos ya están apuntados en la boleta del 1 de Julio del presente año. Un año en donde se deberá elegir al Comandante del Ejecutivo, a 128 Senadores y 500 Diputados. A parte, sumen las Diputaciones locales que en distintos Estados de la República también se celebraran y con ellas, algunas elecciones para Gobernador. En total se disputarán 3,406 puestos de los cuales 629 son federales y 2,777 son cargos locales, según datos del INE.

En lo que respecta a los Estados del país, habrá ocho gubernaturas en juego: Morelos, Puebla, Veracruz, Yucatán, Chiapas, Tabasco, Guanajuato y Jalisco, así como la Jefatura de Gobierno en la Ciudad de México.

Los jóvenes sabemos lo que significar pagar el precio de malas administraciones, permitidas por los votos de quienes  inconscientemente han favorecido a los que no nos favorecen por la lluvia de promesas que hacen y no cumplen. Según Nación321.com, planteó que el voto de los millennials es el mayor reto para quienes aspiran a ganar la elección presidencial de este año, pues el 70% de esta generación aún no ha sido conquistada. La encuesta ya antes mencionada, aplicada a mil 200 jóvenes de 1980-2000 revela que el 77% de estos jóvenes que frecuentemente son tachados de apáticos y desinteresados están interesados en votar, mientras que 10% aseguró que no lo hará, el otro 10% en duda y el 3% no contestó.

¿Qué hace falta para que los jóvenes confíen en la política? ¿La participación es un incentivo para estos, que se ven irritados por los partidos políticos y sus candidatos sin verdaderas propuestas?

Llegamos a las elecciones cansados de escuchar y ver lo mismo. Cansados de la falta de propuesta formal, con la falta de cómo y por qué se debe hacer. Con Candidatos que no prenden ya sea por su falta de empatía y simpatía, por su cinismo o sus ocurrencias cuando tienen un micrófono al frente. Los contendientes no están concentrados en la esencia de lo que verdaderamente importa, están arropados en una campaña de denostación entre ellos mismo, tronándose los dedos y viendo cómo van en las encuestas, olvidándose de los que necesitan atraer para que les den el triunfo. Sumado a esto, el desencanto generalizado con los partidos políticos que es consecuencia de lo que ellos mismo han propiciado.

confused-2681507_1920.jpg

La falta de oportunidad laboral, educativa y de desarrollo, junto con la terrible inseguridad que ostenta el país suman a la irritación de la mayoría de la población.

14 millones de jóvenes definirán las elecciones y si realmente los candidatos quieren ganar, deben valorizar sus propuestas con el fin de poder lograr un puesto para servir a los ciudadanos y dar respuestas que muchas veces ya no esperamos. Si los candidatos se propusieran a aterrizar las causas que a los jóvenes nos aturden, sería prudente empezar a escuchar propuestas y darle seguimiento con la participación de nosotros. Cerrar la brecha que cada vez lastima más y más a la sociedad mexicana con un planteamiento serio para disminuir la desigual.

Combatir el rezago educativo que impera en México, pero no con instrumentos superficiales, sino de fondo, para que todos tengamos piso parejo y así buscar las oportunidades que se ven truncadas por la falta de preparación que una mayoría posee. Así como frenar la cultura de violencia y delincuencia que agobia el presente. Reducir verdaderamente los males que aquejan a la sociedad.

El próximo 1 de Julio el país vivirá momentos históricos. Los jóvenes (dicho grupo) representamos casi una quinta parte del electorado (17%). Somos clave en ese parte aguas. El país que queremos está en la participación de ideas y acciones de cada uno de nosotros. No debemos permitir dejar la elección más importante en decisión de otros.

Si las causas son las gestoras de nuestro movimiento, seamos propositivos en causas que verdaderamente importen y estemos convencidos que crearan el cambio que merecemos.

El país que queremos tiene ciudadanos participativos, comprometidos y honestos. Este país deberá enfrentar los retos y combatir sus males.

Si el ayer se fue y no cambió; el hoy lo debemos de transformar.

 

Para el diccionario.

Milleniall: Persona que llega a su etapa adulta después del año 2000, poseedores de una personalidad de descontento y amor por la tecnología. Se adaptan rápidamente al cambio teniendo una personalidad crítica.

 

¿Qué tanto te gustó lo que leíste?


Estudio actualmente la Preparatoria en la ciudad de Xalapa, Enríquez; Veracruz. Tengo la edad de 17 años. Curso actualmente un diplomado de Oratoria en la Escuela Superior de Oratoria en la misma ciudad.

Twitter: @chavezsuarezma1

Facebook: https://www.facebook.com/mario.chavezsuarez.3

Instragram: @SoyChávez o @mariochave_

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s