El vertiginoso mundo del mañana

Banderas al viento

Por Francisco Rangel Cáceres

 

“Nada es permanente excepto el cambio.”

Heráclito de Éfeso.

 

El mundo está cambiando muy rápidamente. La velocidad de esos cambios es vertiginosa. ¿Cuáles son las causas? El crecimiento de la globalización y el extraordinario avance de las tecnologías de la información y la comunicación son las causas principales de la transformación de las economías, de la industria y, de algún modo de los sistemas educativos.

Vivimos en una época en la que somos testigos cómo la prosperidad de los países depende cada día menos de sus recursos naturales y cada vez más de sus científicos y sus innovadores.

La sociedad del conocimientos

La sociedad del conocimiento en la que nos encontramos inmersos ha provocado una revolución tecnológica sin precedentes, en la que las impresoras 3D, los drones, los autos sin conductor, los materiales auto sanables, la internet de las cosas, el Big Data, los relojes que monitorean signos vitales, las súper computadoras médicas, la educación personalizada, los viajes a las estrellas, entre muchos otras innovaciones, exigen nuevas capacidades para mantenernos vigentes en el ámbito social y laboral.

El uso competitivo del conocimiento a través de las aplicaciones tecnológicas en la vida diaria está transformando de manera importante la forma de vivir y comportarnos, dichas innovaciones están alterando el entorno drásticamente, ya que afectan de forma directa, entre otros: los estilos de liderazgo para dirigir al capital humano, las habilidades para administrar los servicios y procesos productivos, así como las aptitudes para la gestión en cualquier aspecto de la vida laboral y profesional. Lo anterior genera nuevos requerimientos para conformar los puestos de trabajo con mayor nivel de exigencia, así como nuevas habilidades y actitudes, obligando a renovar radicalmente los paradigmas de capacitación y formación con los que han venido trabajando por décadas las organizaciones e instituciones de educación.

La importancia de la educación en la innovación

Una estrategia que han utilizado los países desarrollados para ser protagonistas en este nuevo contexto tecnológico, ha sido la formación pertinente de sus técnicos, ingenieros, científicos, emprendedores, así como las importantes alianzas entre el gobierno, las instituciones de educación superior y la industria, generando nuevas configuraciones institucionales de vinculación, como el que se denomina “modelo de la triple hélice”, logrando así impulsar la innovación y liderar el cambio.

Hay que reconocer que en las ultimas décadas el gobierno mexicano ha realizado importantes esfuerzos para innovar al sistema educativo y que éste, responda con pertinencia a las exigencias de la sociedad del conocimiento, uno de estos esfuerzos, es la incorporación de nuevas instituciones de educación superior para formar profesionales acordes a la nueva realidad en que vivimos. Algunas de estas instituciones son: los institutos tecnológicos, las universidades tecnológicas, las universidades politécnicas y la universidad aeronáutica, entre otras. En conjunto, dichas instituciones actualmente albergan a más de 500 mil estudiantes que se están formando en diversos programas educativos y que en lo general responden a los requerimientos de la sociedad del conocimiento.

thought-2123971_1920.jpg

Por otro lado, durante los últimos años he tenido la oportunidad de servir a un sin fin de instituciones educativas en diversas entidades del país, y he podido observar en éstas, que los programas y acciones encaminados a fomentar las habilidades de la creatividad he innovación en los estudiantes, aún son incipientes, todavía falta mucho por realizar para establecer las bases de una cultura innovadora que impulse el desarrollo tecnológico, el diseño y la ingeniería que se requiere para ser protagonistas en esta nueva realidad en que vivimos. Aunado a lo anterior, la baja inversión en ciencia y tecnología, el escaso personal dedicado a estas actividades, así como la pobre promoción por parte del gobierno mexicano en I+D, no ha contribuido a consolidar una cultura que coloque a nuestro país entre las naciones innovadoras del planeta.

La innovación y las patentes

Lo anterior se ve reflejado en las cifras emitidas por la Organización Mundial de la Propiedad Intelectual, donde el año 2015, México tramitó 317 solicitudes ante éste organismo, comúnmente las patentes son un referente para determinar la capacidad innovadora de un país. Al comparar las cifras de patentes tramitadas por México, respecto a países reconocidos por su innovación, como Estados Unidos, Japón o China, la relación es de apenas el 0.5, 0.7 y 1.0 por ciento respectivamente, del total de patentes presentadas por esas naciones. Esto en números absolutos, significa que Estados Unidos registró 57 mil 123 licencias; Japón, 44 mil 053; y China 29 mil 839.

Por si fuera poco, el reporte del Foro Económico Mundial “El Futuro del Empleo” publicó en 2016, la nueva reconfiguración de las diez competencias valoradas por parte del mercado laboral en el año 2020, dicho reporte indica que la creatividad en el trabajador es la competencia que ocupa el tercer lugar en importancia, después de la solución de problemas complejos y del pensamiento crítico.

En síntesis, para mantenerse vigentes en la sociedad del conocimiento es apremiante definir políticas de estado que favorezcan las acciones y programas que impulsen la creatividad, la innovación y el desarrollo tecnológico principalmente en las instituciones de educación, centros de investigación y demás organismos. Así como establecer acciones que fortalezcan las relaciones entre el gobierno, instituciones de educación e industria, además de redoblar esfuerzos en los centros educativos en pro de consolidar las características esenciales de la llamada sociedad del conocimiento en nuestro país.

El gran proceso electoral para el cambio sexenal ya inició. La agenda del próximo gobierno deberá revisar la Reforma Educativa, para privilegiar la la ciencia, la tecnología, la innovación y el enfoque emprendedor si se quiere que México se incorpore a la Sociedad del Conocimiento.

 

 

¿Qué tanto te gusto lo que leíste?


Datos del autor:

Ex Rector de las Universidades Tecnológicas de Aguascalientes y el Centro de Veracruz,  articulista, conferencista y asesor de diversas empresas nacionales e internacionales, ex Director de Educación Tecnológica en Veracruz.

franciscorangel.org/

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s