El “péndulo priista” tecnócratas vs políticos

Themis y Deucalión
Por Luis Miguel Rodríguez Alemán

 

“Es un hecho que la Revolución Mexicana —en su versión “institucional” por lo menos— produce sus propios anticuerpos…”

José Fuentes Mares, archivo de la Revista Proceso, 1974

 

La primera vez que escuche hablar del término, fue de la voz de un politólogo colombiano que afirmaba que gracias a la “teoría del péndulo”, el régimen priista resistió la tentación socialista, de la que muchos países de Latinoamérica fueron víctima. El péndulo priista, más allá de ser o no un hecho comprobado, es como una de esas leyendas urbanas de la vida política mexicana. ¿La conoce usted? ¿Ha escuchado hablar de ella? Pues le hago un breve resumen sobre la misma.

Se dice que en la época del partido único hegemónico, la alta cúpula del partido, –quizá aquellos a quienes Antonio Velasco Piña describía en su libro el “Circulo Negro”– aquellos que desde las sombras dirigían los destinos de la institución política más poderosa de nuestro país, tomaron la decisión de fortalecer lo que ellos llamaban la “democracia dirigida”, mediante reglas metaconstitucionales que permitían mantener el equilibrio de poder.

Al no existir competencia política real y ante la falta de un partido opositor fortalecido que pudiera combatir al régimen, el Partido y su Presidente en turno corrían un alto riesgo de caer en la tentación de transitar hacia un régimen dictatorial, como los muchos que proliferaron durante aquellos años en América Latina.

Y es que, aunque muchos analistas políticos comparen al régimen priista con una dictadura, se dice que quienes lo dirigían desde las sombras, optaron por una práctica política llamada la “teoría del péndulo” para lograr que al final de cada sexenio el Partido cambiara de rumbo ideológico; así si un Presidente tendía mucho hacia la izquierda, a tal grado de acercarse demasiado a los comunistas de su época, en el siguiente sexenio la cúpula decidía postular a uno con vocación de derecha que le permitiera equilibrar la balanza ideológica y programática del país. Un sistema de pesos y contra pesos, de la izquierda a la derecha, de la audacia a la cautela, todo al interior del hegemónico régimen priista.

Si usted analiza sexenio tras sexenio, puede encontrar muchos ejemplos sobre ello, tal vez el más representativo sería el cambio de poder de Cárdenas –un Presidente que mantuvo mucha cercanía con el régimen comunista– a Ávila Camacho, en lugar de darse de manera natural hacia Almazán o Mujica, quienes coincidían política e ideológicamente con el Presidente. Y así como ese los ejemplos se suceden uno tras otro, sexenio tras sexenio.

IMG_0170

Cierta o no, muchos de los priistas de la vieja guardia que aún subsisten, crecieron y se formaron con esta noción de partido, un partido disciplinado, central y vertical, pero al mismo tiempo pragmático y cambiante hacia el interior. Ellos ven en Peña Nieto y sus nuevos “tecnócratas” una Presidencia con tintes de derecha, y suponen que el traslado natural de estafeta debe darse hacia quienes encarnan una visión distinta a la del actual régimen.

El problema es que tanto unos como otros olvidan que México ya cambio, que el sistema de pesos y contra pesos ya no se da solo al interior del Partido, ahora existe una oposición real y férrea, que tiene en estos momentos una gran posibilidad de hacer transitar al país una vez más por la vía de la alternancia.

Si el PRI aspira a competir en 2018, debe hacer un análisis serio y real hacia el interior, uno que le permita darse cuenta que esos villanos que hoy llenan las planas de nuestros periódicos, lograron a ser candidatos –y a la postre gobernantes– por la designación directa y arbitraria, de espaldas a su militancia y pasando por alto su programa y estatutos.

El péndulo es un vestigio del pasado, el presente y el futuro de nuestro país es más democrático, y la responsabilidad histórica del PRI como partido los obliga a atender a este presente con una visión más responsable.

¿Qué tanto te gustó lo que leíste?


Datos del autor:

Abogado, egresado de la Facultad de Derecho de la Universidad Veracruzana, fundador de plumasprogresistas.com, Presidente Estatal de la Agrupación Política Nacional Ala Progresista en Veracruz.

Facebook: facebook.com/lmaleman – Twitter: @RodrguezAleman

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s