La paradoja de la abundancia y la maldición de Rudesindo.

Por Argel Humberto Aguirre García

La abundancia de recursos naturales puede ser una maldición. De acuerdo con la fortaleza de sus instituciones los países en mayor o menor medida se ven expuestos a una alta probabilidad de encontrar la pobreza ante la abundancia de recursos naturales. Esta paradoja es observable en países con altos estándares de calidad de vida y que carecen de recursos naturales como Japón y Suiza, pero tiene excepciones como los Estados Unidos y Qatar. Entonces, ¿cuál es la raíz del problema? Los economistas dan varias explicaciones, por ejemplo, un país que se concentra en la extracción de un recurso como el petróleo, que limita la oferta de mano de obra a un pequeño sector, genera menos posibilidades de inclusión para los pobres, que dicho sea de paso están menos preparados para hacer frente a las crisis que se ocasionan por la dependencia económica del estado al dinero proveniente de la venta de petróleo, que es un negocio con precios muy volátiles. De igual forma, y en el peor de los escenarios, cuando un monstruo estatal como PEMEX o PDVSA es el único encargado de la explotación de los hidrocarburos, los recursos obtenidos se encuentran concentrados y el dinero suele fluir directamente a las élites políticas de forma poco transparente y con facilidad. Otros problemas congénitos resultantes de una fuente de ingreso fácil para los gobiernos es que éstos dejan de diversificar y consolidar sus fuentes normales de ingresos como el cobro de impuestos, se reduce la inversión estatal en áreas no prioritarias para la extracción y se genera una externalidad conocida como el mal holandés, en el cual la elevada entrada de divisas internacionales elevan el valor de la moneda local a tal punto que otro tipo de exportaciones no resultan atractivas para el mercado internacional. En resumen, los países que son ricos en recursos naturales pueden ocasionar la pobreza de sus habitantes si no existe un férreo control de la sociedad sobre las instituciones y acciones puntuales para hacer frente a las externalidades.

La maldición de Rudesindo.

Después de la expropiación petrolera de Lázaro Cárdenas la industria petrolera mexicana se concentró en la producción para el consumo local, y en ser el principal proveedor de petróleo para la Alemania Nazi, la Italia Fascista y el Japón Imperial. Sin embargo, después de la guerra, sin acceso a los mercados internacionales, sin financiamiento y sin la capacidad tecnológica, PETROLEOS MEXICANOS falló a la promesa de Cárdenas de brindar a los trabajadores de la industria prestaciones superiores a las ofrecidas por las compañías americanas e inglesas expropiadas, reduciendo los sueldos a la mitad. Al final, todos los socialistas en algún punto deben enfrentar la realidad de la economía y el mercado. Caso ejemplar lo fue el de Jesús Silva Herzorg, quien presidió la comisión gubernamental que determinó que las compañías extranjeras que operaban en México antes de la expropiación, estaban recibiendo ganancias desproporcionadas. Aquel personaje que dio a Lázaro Cárdenas la excusa que necesitaba para realizar la expropiación al imponer prestaciones laborales imposibles de cumplir para las empresas petroleras extranjeras, fue quien, de forma paradójica tuvo que salir de la alta dirección del PEMEX tras un problema con el sindicato relacionado al aumento de prestaciones. Así, podemos decir que gracias a la pésima forma de operar de PEMEX, el crecimiento de la población, el aumento demanda energética y el crecimiento sin desarrollo que implicó el milagro mexicano, terminaron por convertir a México en un importador de petróleo en los años 60’s. En 1920 México produjo 200 mil barriles diarios de crudo diarios, diez años después de la expropiación petrolera, durante los 60’s, gracias a Cárdenas, PEMEX apenas logró producir 60 mil barriles diarios.

Sin embargo, para suerte o desgracia del país, todo cambió cuando en 1961 Rudensido Cantarell al encontrarse navegando en las aguas de Campeche durante una peregrinación de la Virgen del Carmen observó una mancha en el mar. Pasaron diez años para que una comisión de Petróleos Mexicanos hiciera caso al reporte de aquel humilde pescador, quien los condujo en 1971 al segundo campo petrolero más grande del mundo, sólo superado por el complejo Ghawar en Arabia Saudita. El tamaño y la importancia de Cantarell no pueden contenerse en estas líneas, como tampoco lo es la corrupción y el daño que trajo a nuestro país aquel regalo de la naturaleza en manos de una clase política de tan baja altura como la mexicana. Con la operación de Cantarell, México paso de producir 161 mil barriles diarios en 1972 a poco más de 1 millón de barriles diarios en 1982. El abrupto auge de las exportaciones petroleras y un precio elevado del crudo en el mercado internacional intoxicaron a México, muy pronto PEMEX, su sindicato, la clase política, los banqueros y los empresarios, hasta ese momento ignorados por las élites financieras mundiales, recibieron toda la atención. México había vuelto a los mercados internacionales, no como una consecuencia de su buena administración, talento y el esfuerzo que requiere desarrollar una economía competitiva, sino por suerte. En 1976 la revista Fortune llegó a publicar un artículo titulado “Why Bankers suddendly Love Mexico”, en el cual se exponían las bondades del crédito atado al petróleo mexicano, que nuestra siempre decadente clase política no dudo en utilizar.

pemex

Fue una fiesta de derroche y sobreendeudamiento. La caída del precio del petróleo provocada por la sobreproducción mundial, algo natural en el sector, y la liberalización de los precios del crudo en Estados Unidos, junto con las altas tasas de interés, un peso sobrevalorado debido a las gigantescas exportaciones de petróleo, el gasto desmedido del gobierno, la falta de exportaciones no petroleras y la falta de desarrollo en la economía del país, fueron la combinación perfecta para las crisis económicas de 1982 y 1987. Durante la Presidencia de López Portillo y ante la inminente crisis, fue Jesús Silva Herzog Flores, quien tuvo que hacer frente a la realidad, casualidad o causalidad, el hijo de uno de los hombres detrás de la expropiación tuvo que acudir a solicitar la intervención de la Reserva Federal de Estados Unidos para evitar el colapso de la economía de América del Norte, después de todo la exposición a la deuda mexicana de los nueve bancos más importantes de Estados Unidos representaba el 44% de su capital total. Así, el gobierno mexicano y la Reserva Federal programaron un paquete multibillonario que incluía prestamos, créditos y compras adelantadas de crudo mexicano.

 

Para poder enfrentar la crisis de la deuda externa, México determinó que PEMEX redujera sus gastos en inversión y se orientara a la producción, la eficiencia y sobretodo la rentabilidad. Esta reorientación estructural explica en gran parte el abandono de proyectos de exploración y la gran inversión que se dio en el sector de la refinación, pues si bien, no se construyeron nuevas refinerías, si se pusieron en operación nuevas plantas y se reubicaron las terminales de almacenamiento. Con este impulso la capacidad de procesamiento de crudo llegó a los 3.4 millones de barriles diarios en 1994. De igual forma, PEMEX llevó acabo una transformación corporativa de gran importancia, que le permitió la descentralización administrativa y el comercio internacional profesional a través de Petróleos Mexicanos Internacional Comercio Internacional S.A. de C.V.

 

Para finales de los 90’s y durante la primera década de este siglo, PEMEX logró elevar la producción a niveles históricos, tan solo en 2004 PEMEX logró producir 3.3 millones de barriles por día. Esta superproducción fue acompañada de un elevado precio del petróleo que llevó a México a recibir del año 2000 al 2012 la cantidad de 7 billones 753 mil 200 millones de pesos. Sin embargo, nuevamente el beneficio de la renta petrolera quedó en manos de las élites políticas, principalmente en manos de los corruptos Gobernadores de los Estados vía participaciones federales. Tarde llegó un proceso de apertura que en otro tiempo hubiera garantizado la renovación de las reservas petroleras y la producción, pues a Cantarell ya no lo habíamos terminado.

Es así, que la caída sostenida en la producción y refinación dentro del territorio nacional es consecuencia de un política pública que buscaba la utilidad en el corto plazo, renunciando a una administración saludable de la vida de los pozos, así como la falta de inversión en exploración ante el inminente fin del “petróleo fácil”. Si esto se pudo haber evitado con la mágica intervención de algún mesías socialista es algo que nunca podremos averiguar, sin embargo, es claro que el problema de la industria petrolera del país es la intervención del muy corrupto estado mexicano, por lo que pedir más intervención estatal en un área que garantiza nuestra seguridad como especie me parece poco más que suicida. En efecto, PEMEX es uno de los símbolos más importantes del supuesto desarrollo económico del país, nos han educado para pensarlo así, sin embargo, ha sido un vehículo para institucionalizar el saqueo y la corrupción por parte de la élite política, pagar las aventuras clientelares de los diversos partidos políticos en el poder y mantener una burocracia inútil que no vale una fracción de lo que nos cuesta.

México ha utilizado el dinero de la venta de recursos naturales irremplazables para pagar el inconmensurable gasto de nuestros gobiernos, de derecha y de izquierda, desde hace más de cien años. ¿No es absurdo pensar que la solución es aumentar el control del Estado sobre los recursos?

¿Qué tanto te gustó lo que leíste?


Argel Humberto Aguirre García.

Abogado especialista en Operaciones Internacionales de Inversión y Derechos Humanos. Actualmente se desempeña como Director Jurídico en LEHAATSIM INTERNATIONAL CAPITAL. Socio de Aguirre & Montoya. Es profesor invitado de la FAR EASTEARN FEDERAL UNIVERSITY (FEFU) con sede en Vladivostok Rusia dentro del programa de LLM – INTERNATIONAL TRADE AND INVESTMENT LAW. Cuenta con Estudios de especialización en Estados Unidos, Austria, China y Rusia.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s