El Cártel de la Prosperidad: la extraña y no tan fantástica historia de la empresa criminal de Javier Duarte de Ochoa.

Por Argel Humberto Aguirre GarcíaLuis Miguel Rodríguez Alemán

 

En un futuro no tan lejano, las referencias históricas a Javier Duarte de Ochoa y su estirpe no sólo harán referencia al vulgar ladrón que encarna dicha persona, sino que su caso, será de obligado estudio para muchas universidades y dentro del servicio público. En veinte años, los mexicanos incorporaremos a nuestras escuelas de derecho, criminología y teoría política, el caso de Javier Duarte de Ochoa, el caso de JDO, su ascensión al poder, su operación, su estructuración de operaciones y las funestas consecuencias que, para ocho millones de veracruzanos, trajo la ausencia de control sobre el poder político y la falta de fiscalización de los recursos públicos. El caso de JDO, es el primer gran caso de un gran capo en el sistema penal acusatorio, con el Chapo no tuvimos esa suerte. Y tal vez ahí resida la principal función de JDO y su responsabilidad histórica de convertirse Nerón, destruir la vida de miles de familias, engañar niños con cáncer y desaparecer personas. JDO, desde el nombre, estaba destinado a convertirse en aquel villano y a enfrentar el primer gran Juicio por Delincuencia Organizada.

El Juicio por Delincuencia Organizada de JDO, sorprende no sólo por sus dimensiones políticas y económicas, sorprende porque es la primera vez en la historia de México que la empresa criminal de un gobernador es puesta al descubierto bajo las reglas de un sistema penal oral y adversarial, que necesariamente tendrá que dar cuenta de todos y cada uno de los movimientos hechos por el otrora poderoso Javier Duarte de Ochoa, en dónde, el cómo y el cuánto del destino de más de 180 mil millones de pesos, y la identificación de todos y cada uno de los responsables por omisión o acción, de uno de los . O al menos, eso es lo que esperamos los mexicanos.

 

En este espacio, ya habíamos analizado la responsabilidad de un pequeño ejército de funcionarios medios y bajos, que por presiones o incentivos aceptaran participar de una empresa criminal compleja en perjuicio de la federación y los veracruzanos. Ahora analizaremos las extrañas coincidencias que el gobierno del estado de Veracruz bajo el mando de Javier Duarte de Ochoa tenía con una organización criminal bajo los estándares internacionales, y veremos el tratamiento que le da México a este tipo de agrupaciones delictivas.

De acuerdo con la Ley Federal contra la Delincuencia Organizada, que rige para todo el territorio nacional:

“Cuando tres o más personas se organicen de hecho para realizar, en forma permanente o reiterada, conductas que por sí o unidas a otras, tienen como fin o resultado cometer alguno o algunos de los delitos siguientes, serán sancionadas por ese solo hecho, como miembros de la delincuencia organizada: […] operaciones con recursos de procedencia ilícita, previsto en el artículo 400 Bis […]”

Por su parte, en la Convención de las Naciones Unidas contra la Delincuencia Organizada Transnacional, la comunidad internacional demostró la voluntad política:

duarte-1
Foto: mientrastantoenmexico.mx

“Por “grupo delictivo organizado” se entenderá un grupo estructurado de tres o más personas que exista durante cierto tiempo y que actúe concertadamente con el propósito de cometer uno o más delitos graves o delitos tipificados con arreglo a la presente Convención con miras a obtener, directa o indirectamente, un beneficio económico u otro beneficio de orden material […]”

Ya sea la mafia italiana, la Triadas chinas, los Yakuza japonés o la mafia rusa, de acuerdo con los manuales especializados las empresas criminales como grupo, comparten las siguientes características:

  1. Corrupción: el uso de figuras públicas prominentes que, por debilidad, chantaje o colusión participan de la empresa criminal. En el caso del Cártel de la Prosperidad el sometimiento del poder público sucedió de forma natural, al utilizar la estructura del Partido Revolucionario Institucional (PRI), y todo el aparato organizado del gobierno del Estado de Veracruz para el lavado de activos.
  2. Disciplina: el sometimiento y deber de obediencia de la organización por medio del miedo y la violencia. En el Cártel de la Prosperidad, la disciplina se intercambiaba por favores políticos y económicos, el sometimiento a las reglas garantizaba una cercanía mayor a las estructuras superiores. Funcionarios de medio y bajo nivel obedecían las órdenes de los operadores del Cártel de la Prosperidad, por miedo o a cambio de una retribución económica.
  3. Infiltración: un esfuerzo continuo por establecerse en instituciones legítimas para aumentar sus rentas o garantizar la impunidad. En el del Cártel de la Prosperidad los recursos robados eran invertidos en comités políticos estatales, se financiaban elecciones y desaparecieron las policías municipales, lo que garantizaba el control. Era tal el control, que incluso el Cártel de la Prosperidad tenía un control sobre el Poder Judicial a través de su funesto presidente, quien cerró sus vínculos con aquellas estructuras criminales a través del compadrazgo.
  4. Aislamiento: la protección de los líderes de la organización criminal mediante su aislamiento de los “soldados” o bajos cargos, de célula criminal a célula criminal, o de función en función. En el Cártel de la Prosperidad el escalafón gubernamental permitía la compartimentalización de la información y las decisiones. De ahí que la defensa, rústica, de Javier Duarte de Ochoa se centra en la falta de evidencia tangible que lo vincule a las operaciones ilícitas, y el por qué el contexto en este caso, lo es todo para la PGR. Él ordenaba, quien ejecutaba eran los otros.
  5. Monopolio: el control de ciertas actividades criminales en un área geográfica determinada sin tolerancia a la competencia. En el Cártel de la Prosperidad, el control de las instituciones públicas permitía el control de las fuerzas del orden público y el erario, asimismo, el Cártel de la Prosperidad logró imponer su mayoría en el poder legislativo y corromper el poder judicial. De facto, el único contrapeso capaz de frenar la actividad criminal del Cártel del a Prosperidad era el Gobierno Federal.
  6. Motivación: la única motivación es el obtener y perpetuador el poder y la influencia, resultado de la acumulación de la riqueza. En el Cártel de la Prosperidad muchas de las decisiones a nivel táctico, obedecían a la intención del grupo de perpetuarse en el poder, el robo del erario y la eliminación sistemática de los sistemas de control, y dominio de la población obedecían a un plan de largo plazo.
  7. Subversión: de los valores morales, legales y de las instituciones que nos rigen como sociedad. Esto es algo que todos los veracruzanos vimos, y fuimos testigos.
  8. Sofisticación: la utilización de sistemas avanzados de comunicación, controles financieros y operaciones. El Cártel de la Prosperidad no fue una estructura paralela al gobierno, fue el gobierno mismo, y como tal tuvo acceso a toda la estructura tecnológica y financiera que para el ejercicio del poder legítimo tiene a su disposición el Estado de Veracruz. Como muestra está la cuenta concentradora del Cártel de la Prosperidad, la famosa licuadora, donde se depositaban todas las participaciones federales, que sólo por la generación de intereses dejaba jugosos dividendos a esta empresa criminal.
  9. Diversificación: en actividades ilícitas, que permite a la estructura criminal no depender de un solo tipo de renta. En el caso del Cártel de la Prosperidad, los negocios al amparo del poder no sólo involucraron el robo descarado al erario, sino también una compleja red de negocios criminales que involucraban la especulación comercial, la venta de medicamentos apócrifos, etc.
  10. Vinculación: entre individuos, y de los individuos para la organización, por solidaridad y protección, muchas veces a través de complejos ritos de iniciación. En el Cártel de la Prosperidad las relaciones y los vínculos se forjaban a través de la complicidad, excesos en el consumo de drogas, alcohol y relaciones sexuales.
  11. Continuidad: la capacidad de continuar y sobrevivir a los individuos que componen la empresa criminal. En el caso del Cártel de la Prosperidad, es resultado de una estructura criminal diversa que podemos identificar como el Cártel de la Fidelidad, sí esta organización criminal es capaz de transformarse y mutar a un nuevo tipo de empresa criminal dependerá de quienes de sus miembros queden impunes, y de los recursos económicos que sean capaces de conservar.

Así como el Mafioso Siciliano fue informado en su ceremonia de iniciación: “se entra y se sale con sangre de la Cosa Nostra. Uno no puede irse o renunciar a la Cosa Nostra.”, serán capaces todos los miembros de este devastador Cártel, de reintegrarse a la vida civil después de todo lo que han hecho, ¿se los permitirá la sociedad? México vive un momento crítico, las instituciones tienen la oportunidad de probarnos a los ciudadanos que pueden funcionar, el Sistema Nacional Anticorrupción, y el Sistema Penal Acusatorio tienen su primer gran caso.

Ojalá se convierta en un juicio para la historia.

¿Qué tanto te gustó lo que leíste?


Argel Humberto Aguirre García.

Abogado especialista en Operaciones Internacionales de Inversión y Derechos Humanos. Actualmente se desempeña como Director Jurídico en LEHAATSIM INTERNATIONAL CAPITAL. Socio de Aguirre & Montoya. Es profesor invitado de la FAR EASTEARN FEDERAL UNIVERSITY (FEFU) con sede en Vladivostok Rusia dentro del programa de LLM – INTERNATIONAL TRADE AND INVESTMENT LAW. Cuenta con Estudios de especialización en Estados Unidos, Austria, China y Rusia.

Luis Miguel Rodríguez Alemán.

Egresado de la Facultad de Derecho de la Universidad Veracruzana, fundador de plumasprogresistas.com, Presidente Estatal de la Agrupación Política Nacional Ala Progresista en Veracruz.

Facebook: facebook.com/lmaleman – Twitter: @RodrguezAleman

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s