¿Un Diez para Veracruz?

Themis y Deucalión
Por Luis Miguel Rodríguez Alemán

Todavía no terminan de sudarse las calenturas de la más reciente elección municipal y ya hay quienes están subidos de lleno en el tren de la sucesión gubernamental que habrá de tener lugar el año siguiente.

Y es que en 2018 habremos de vivir una elección concurrente que promete ser histórica —por lo menos para los veracruzanos— ya que por primera vez desde hace muchos muchos años, en el estado elegiremos de manera simultánea Gobernador, Diputados Federales, Senadores y Presidente de la República, y por la importancia electoral de nuestro estado, Veracruz será sin duda –junto con la CD.MX.– los dos frentes más importantes donde habrá de definirse la elección por la silla presidencial.

Es por ello que desde el centro, las principales fuerzas políticas de nuestro país trazan varios escenarios que les permita hacerse con la tercera reserva de votos más numerosa del mapa electoral nacional, y para ello deberán ser muy cuidadosos a la hora de elegir al candidato a Gobernador, que habrá de acompañar en formula a sus respectivos candidatos presidenciales.

PAN y MORENA parecen tener ya bien definidas sus cartas para el año que viene; por un lado, Miguel Ángel demostró su capacidad como operador político, y logró una fácil victoria para su hijo (Fernando Yunes) logrando un votación superior a los 100 mil votos, asegurando con ello la posibilidad de colocar al otro (Miguel Angel Yunes Márquez) en la antesala de una candidatura bastante anunciada. Andrés Manuel por su parte, a pesar de haber sufrido un revés electoral significativo en el estado, al pasar de más de 800 mil votos en la elección de 2016 a poco menos de 560 mil en 2017, sigue en firme como el rival a vencer y sin duda Veracruz abonará bastante a su causa, sea cual sea su candidato (Cuitláhuac o Nahle).

Donde la cosa se pone complicada es al interior del Revolucionario Institucional, partido que entra a la recta final por la sucesión presidencial sin un gallo posicionado y fuerte de cara al proceso, y al parecer esto ha provocado que en Veracruz no existan los acuerdos que permitan alinear fuerzas alrededor de una sola figura que se perfile al Gobierno del Estado. Los senadores han perdido fuerza, muchos esperaban que al dejar de ser el gobernador la cabeza del priismo veracruzano, alguno de ellos se asumiera como tal, pero la realidad es que los priistas se sienten sin rumbo, no saben a quién arrimarse y eso ha provocado una desbandada que los ha colocado con la peor cosecha de alcaldías en su historia.

IMG_7007

Pero ojo que esto no nos confunda, el PRI sigue siendo la segunda fuerza electoral en el Estado, y a pesar de que siguen pagando en lar urnas el costo político de la herida social y económica que dejó Duarte, lograron ser el segundo partido con mayor número de alcaldías, y minimizarlos sería un grave error para las otras dos fuerza políticas del Estado.

El priismo reclama hoy más que nunca un líder que pueda asumirse como tal y aglutinar alrededor de su figura los esfuerzos por recuperar el gobierno en 2018, y en la búsqueda de ese liderazgo desde la federación, cada día cobra mayor fuerza el rumor alrededor de la figura de Juan Manuel Diez Francos, el alcalde que ha logrado transformar Orizaba al grado de volverla la joya de la corona del turismo que visita nuestro Estado.

Y es que mientras en Veracruz se vive una parálisis económica producto del quebranto financiero de las anteriores administraciones, en Orizaba la obra no para, las finanzas sanas y la habilidad para la obtención de recursos extraordinarios como nunca antes, le han permitido al alcalde de la pluviosilla transformar la ciudad para uso y disfrute de locales y visitantes.

El trabajo de Juan Manuel es incuestionable, sus logros se perciben apenas entras en la ciudad, tanto que su obra ha trascendido las fronteras regionales, colocando a Orizaba en los reflectores nacionales, y sin duda la reciente victoria electoral de su delfín (Igor Rojí) frente a uno de los candidatos del redil del Gobernador lo colocan como un aspirante natural a contender el año siguiente por el Gobierno Estatal.

Y a pesar de que en posicionamiento la figura de Juan Manuel Diez no abarca toda la geografía estatal –como si podrían presumir ambos senadores del tricolor–, sus relaciones y conexiones empresariales con el centro del país, podrían abrirle bastante rápido el camino rumbo a la candidatura, y su trabajo podrían ser el mejor capital político que lo afiance como un candidato viable.

Hoy por hoy Boca del Río y Orizaba son de las pocas ciudades del estado donde se percibe planeación, obra y progreso, no sería de extrañarnos que el siguiente año, la batalla electoral se centre en un duelo por presumir quien rindió las mejores cuentas como alcalde para ganarse la simpatía del electorado veracruzano, y si de resultados se trata, la contienda se antoja bastante cerrada.

¿Qué tanto te gustó lo que leíste?


Datos del autor:

Egresado de la Facultad de Derecho de la Universidad Veracruzana, fundador de plumasprogresistas.com, Presidente Estatal de la Agrupación Política Nacional Ala Progresista en Veracruz.

Facebook: facebook.com/lmaleman – Twitter: @RodrguezAleman

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s