Y tú ¿de qué te quejas hoy?

Por Mario David Ramírez Arcos.

 

Hoy amaneció más soleado de lo normal – aunque en la ciudad ya nada es normal, o todo es normal-, algunos pajarillos han salido a revolotearse por ahí, y que decir de una taza de café por la mañana para despertar. Hoy parece ser un día maravilloso, un baño, algunos menjurjes para el cuerpo y listo, es hora de realizar tus actividades cotidianas.

Todos se preguntarán ¿Qué tiene de maravilloso el día de hoy?, pues la respuesta es demasiado sencilla, pudiste levantarte sin problema alguno, pudiste desayunar sin problema alguno, pudiste ir a tu trabajo o colegio sin problema alguno, entre algunas otras cosas que pudiste lograr sin problema. Precisamente eso es lo maravilloso, que estás aquí vivo para hacer lo que se te dé la gana – sin dejar tus responsabilidades a un lado, claro- , sabes que al terminar tus obligaciones diarias puedes hacer y deshacer el mundo si así lo quisieras, puedes correr, bailar, nadar o echarte a dormir después de ver una película – por mala que esta pueda ser-, puedes sentarte a leer unos minutos, o simplemente ir a algún parquecillo por ahí para admirar el paisaje y mirar uno que otro enamorado besarse, alguno que otro niño haciendo berrinche, alguno que otro animalillo comiendo algunas nueces. Simplemente es el placer de estar vivo y poder disfrutar de esa oportunidad que Dios y el universo nos ha dado.

Muy atinadamente me encontré con el fragmento que a continuación transcribo:

¡Señor, perdóname cuanto me lamento!

Hoy, en un autobús, vi una bella muchacha de cabello rubio, la envidié… parecía tan alegre… y deseé ser así de bonita. De pronto, cuando se puso de pie para irse, la vi cojear por el pasillo. Tenía una sola pierna y usaba muleta, sin embargo, al pasar… ¡qué sonrisa! ¡Oh, Dios, perdóname cuando me lamento! Tengo dos piernas. ¡El mundo es mío!

Me detuve a comprar unos dulces. El muchacho que los vendía era tan encantador. Conversé con él. Se veía tan contento. Si me retrasaba, no habría problema. Y cuando me iba, me dijo: “Se lo agradezco. Ha sido usted muy amable. Es grato conversar con gente como usted. Sabe – dijo -, soy ciego” ¡Oh, Dios, perdóname cuando me lamento! Tengo dos ojos. ¡El mundo es mío!

Después de ir caminando por la calle, vi a un niño con ojos de cielo. Estaba de pie y observaba a otros niños que jugaban. Parecía indeciso. Me detuve un momento y le dije: “¿Por qué no vas y juegas con ellos, primor?” Siguió viendo hacia enfrente sin decir nada y entonces me di cuenta de que no podía oír. ¡Oh, Dios, perdóname cuando me lamento! Tengo dos oídos. ¡El mundo es mío!

Con pies que me lleven a donde quiero ir, con ojos para ver los colores del atardecer, con oídos para escuchar lo que quería saber … ¡Oh, Dios, perdóname cuando me lamento! En realidad soy una afortunada. El mundo es mío

Autora Anónima

microphone-1209816_1920.jpg

Así que puedes seguir sentado ahí autocompadeciéndote de tus problemas, o hacer algo por ti y salir adelante. Ser feliz es la misión. Puedes seguir creyendo que no hay cosa más grande en el mundo que tus problemas, pero si tan solo te detienes un poco a pensar lo afortunado que eres de poder estar leyendo esta columna con tus ojos, y con mucha seguridad puedo afirmar que tienes un techo donde dormir el día de hoy. ¡Eres afortunado!

Recuerda que el día de ayer es un cheque cancelado, mañana es sólo un pagaré, lo único que tienes en efectivo es el de hoy, tu sabes si aprovechas lo que tienes el día de hoy a tu alcance. Levántate y actúa, que no vas a cambiar nada en tu vida si no haces algo en este mismo instante. Todos somos dueños de nuestro destino y tenemos la capacidad de decisión.

Ahora te pregunto, y tú ¿de qué te quejas hoy?

¿Qué tanto te gustó lo que leíste?


Egresado de la 1ª Generación de la Escuela Estatal de Cuadros Veracruz, Secretario General Ala Progresista Xalapa APN, Tercer lugar en el maratón regional AFENCA zona sur de conocimientos en el área de Finanzas 2013, Licenciatura en Administración de Negocios Internacionales (2010-2014) Universidad Euro Hispanamericana (Titulación por promedio), Licenciatura en Contaduría (2010-2014) Universidad Veracruzana, Diplomado “Harvard Manage Mentor provided by Harvard Business Publishing” a través de Delp Univesity de la Secretaría de Economía.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s