Los saqueos como consecuencia de la crisis… de valores

Estrategia marcada

Por Jesus Jair Zamudio Aguirre

Una persona que valora sus privilegios sobre sus principios, pronto pierde los dos

Dwight D. Eisenhower

 

No cabe duda alguna de que estamos viviendo una época inaudita en México y al menos hasta el momento no pareciera que nadie ofrezca un camino a seguir o una solución que pueda llevarnos a una mejor situación y es que aunque estoy convencido de que somos muchos los mexicanos que queremos hacer las cosas bien y que nos esforzamos día a día por salir adelante con ardua lucha, parece que estamos quedando entrampados entre dos estratos que aunque diferentes o sin nada en común se tocan y solapan de diversas maneras y se esfuerzan por complicar las cosas.

Y es que no es nada fácil comenzar el año sabiendo que tendremos que pagar la gasolina más cara del mundo, tomando en cuenta nuestro ingreso y entiendo perfectamente que esto se debe a que quitaron los subsidios a los que ya nos tenía muy mal acostumbrado el Gobierno Federal y que al abrirse el rubro al mercado pues ¿no se puede subsidiar la gasolina a empresas privadas verdad?, entiendo que al no ser la potencia petrolera que nos hicieron creer que éramos, pues debían buscar nuevos esquemas para tratar de salvar a PEMEX (que siempre hemos creído es nuestra), todo eso lo entiendo y por lo mismo entiendo que la indignación, el dolor y la molestia del mexicano que trabaja, que se esfuerza que cumple con sus obligaciones y paga impuestos realmente no es esa o no solo esa.

La indignación es porque en diciembre nos enteramos y fuimos testigos de debates tan estériles como el si iban a aceptar o no un bono (extra) los diputados, el bono de los magistrados de la suprema corte de justicia de la nación y el bono de los secretarios de estado y alta burocracia, ese estrato que no conoce o se le olvida lo que es vivir el día a día, ponerse en los zapatos del pueblo y batallar para poder llevar el alimento al hogar, brindarle educación a los hijos, (si es que te atreves a tener hijos pues muchos conscientes de la situación hasta optan por no hacerlo), vestir modestamente o bien y ¿por qué no? aspirar a viajar en temporada de vacaciones por nuestro país aunque sea.

La clase política de México, toda en absoluto, se ha perdido, se ha desensibilizado y a perdido por completo la realidad de la situación, nos pide que hagamos el esfuerzo, que la situación internacional es complicada, que vienen tiempos malos económicamente hablando pero no pone el ejemplo, no bajan ellos sus estándares de vida, se niegan a perder sus privilegios, se niegan a que si hay que hacer recortes empezar por sus sueldos, bajar el gasto corriente, el pago de camionetas y carros de lujo, de choferes, cocineros y demás cosas que no son necesarias o no deberían serlo y que en todo caso podrían ellos pagar del dinero de sus sueldos y no del presupuesto como lo hacemos todos.

Ya sin mencionar las nóminas infladas, aviadores, gente que no tiene el conocimiento necesario y ostenta cargos y demás prácticas que son por decir lo menos faltas a los principios básicos de ética, todos estos y más hechos que podría enumerar son los malos ejemplos que la clase gobernante da a un pueblo cada vez más angustiado y sumido en la desesperanza.

Pero ello en nada justifica lo que hemos visto y vivido en los últimos días, el saqueo a tiendas departamentales y de conveniencia en nada ayuda como resistencia a las malas decisiones del gobierno y menos ayudará para salir adelante como país, en este momento que debería ser de solidaridad, de dar el ejemplo de unidad, de organizarnos para presionar de forma correcta y sobre todo pacifica, estamos cayendo en la trampa de las lacras de siempre que viendo la oportunidad y tomando como pretexto el descontento generalizado, roban aun con mayor facilidad de lo que lo hacen siempre y para colmo lo quieren hacer pasar por un hecho revolucionario y no podemos ni debemos caer en el error de justificarlo y menos defenderlo.

Robar es un delito, ya sea en lo micro o en lo macro y hacerlo porque se presta la ocasión es tan reprobable como hacerlo por ganas o gusto o como forma de vida, tanto la clase política que saquea las arcas de un municipio, estado o el país, como los ladronzuelos que se llevan electrodomésticos en una turba son los culpables de la situación actual de un país rico en recursos pero sumido en la pobreza por lo mal aprovechados que están, porque ambos lo hacen en el sentido de oportunidad y nada cambiaría si intercambiaran los papeles.

La eterna multicrisis mexicana ya sea si hablamos de la económica, la política, la de partidos, tiene su origen en una crisis de valores; esos que hemos ido perdiendo generación tras generación y no lo hablo en un sentido religioso (aunque en mucho ayudaba el temor al castigo en el más allá) sino a esos que se inculcaban de una manera más férrea en el hogar, que nos enseñaba a no tomar lo que no era nuestro bajo ninguna circunstancia.

saqueos-x-daniel-cc3a1ceres-0.jpg

Repito, estoy convencido que México es mucho más que esto que describo líneas arriba, sé que somos muchos más los que aún tenemos buenas costumbres y aunque con mucho mayor sacrificio salimos adelante con la frente en alto y el orgullo de hacerlo con méritos propios, sin tomar nada ajeno ni afectar a otras personas y es por ello que debemos organizarnos como sociedad para crear e implementar nuestras propias reformas. Esas reformas que si transformen al país de manera paulatina y que comienzan en casa, recordando e inculcando los valores que nos han legado, el del trabajo duro, la honestidad, la valentía y con ese mismo valor sin dejarnos amedrentar, debemos salir a exigir los cambios que México necesita, bajar los impuestos que elevan el precio a la gasolina, no más burocracia cara e ineficiente, que se cumplan las leyes actuales sin crear nuevas leyes que solo complican las cosas, encontrando los medios idóneos para hacerlo, sin bloquear avenidas y carreteras y causándonos molestia los unos a los otros, debe existir una mejor forma de hacerlo, unidos, encontrando las cuestiones que crean cohesión antes de las que nos separan.

Inculcando un amor por el estudio y la preparación, que en mi forma de ver las cosas sigue siendo la única forma licita y genuina para generar movilidad social, debemos romper los paradigmas de clases políticas corruptas que despilfarran el dinero de todos en clases bajas que solo estiran la mano sin hacer ningún esfuerzo con el objetivo de ganar elecciones. Es nuestro país, son nuestras familias y es nuestra vida, nada cambiará si no lo hacemos nosotros, pero en conjunto, por inercia pueden pasar otros 100 años y seguir las cosas como van. Es nuestra decisión y esa es mi invitación a que hagamos las cosas no solo diferentes sino bien, ya está la estrategia marcada.

¿Qué tanto te gustó lo que leíste?


Datos del autor:

Mercadólogo, ganador del premio nacional de publicidad, originario de la Cuenca del Papaloapan

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s