Los dos caminos que nos llevaron a una encrucijada en Veracruz

Estrategia marcada.

por Jesús Jair Zamudio Aguirre

 

Gasta tus energías resolviendo problemas y no creando conflictos

 

Dicen que quien no conoce la historia está condenado a repetirla y creo que es muy importante analizar lo que está pasando en nuestro querido Veracruz para comprender la raíz del problema y encontrar la solución, pues no es justo que uno de los estados con mayor riqueza natural y de recursos humanos dentro de la república mexicana, se encuentre atrapado en una crisis que socava su grandeza y atenta no sólo contra su progreso, sino también contra su propia subsistencia arrastrando a su población en ello

 

Y es que en la historia ha habido grandes conflictos entre personajes contrastantes que han dado brillo a sus industrias, como ejemplo tenemos al que dio grandeza a la batalla de las computadoras entre Steve Jobs y Bill Gates cuya forma de ver el mundo era completamente disímil y así podemos encontrar muchos ejemplos en diferentes rubros; pero en cambio en Veracruz hemos sido rehenes de un conflicto entre dos genios políticos con diferentes formas de ver y hacer en el actuar público, que más allá de servirnos para potenciar el progreso del estado, nos han metido en un problema de dimensiones épicas.

 

Y es que para muchos no es un secreto la confrontación que han tenido Fidel Herrera y Miguel Angel Yunes desde hace mucho tiempo y muchos son los rumores de porque inició el mismo, cuestión que supongo es personal y no es la razón de este escrito descubrirlo, sino analizar la parte pública y cómo esto ha producido la actual descomposición del ambiente político veracruzano y sus funestas consecuencias

 

Para empezar, quisiera describir como desde hace casi 13 años o más se han hecho dos bandos en el estado, quien no está con uno está con el otro y no hay mas, Fidel Herrera se hizo del PRI y todos sus grupos al interior incluso desplazando a muchos priistas de abolengo, así como de los pequeños partidos satélites heredándolos luego al actual Gobernador y, por otro lado Miguel Angel Yunes se hizo del PAN que en automático se configuró como la oposición, caso aparte el estudio del PRD quienes han servido de bisagra a ambos bandos por el simple hecho de su supervivencia, sin realmente hacer algo por el estado sino sólo prestar su rentabilidad política para legitimar acciones.

 

Este tipo de bipartidismo de facto limitó por completo las opciones de los veracruzanos, puesto que la pluralidad dentro de estos partidos se acabó al mimetizarse con sus líderes y este hecho dejó sin voz a muchos que pudieron aportar para el desarrollo pero que prefirieron callar por no estar de acuerdo con estas dos posturas, así como se desarrolló una organización completamente vertical con una cadena de mando muy estricta, nada pasaba ni se hacia en estos dos grupos sin la decisión final de estos líderes y es por eso que sólo ellos dos han escogido candidatos a diputados y alcaldes y en general a todos los puestos de elección popular en sus respectivas trincheras repartiendo el poder dentro del estado.

forking-road-839830_1920

 

Aunado a esto todos hemos sido testigos de una guerra abierta de declaraciones que aún continúa y que en nada abona a la democracia, ambos utilizando estructuras de comunicación que armaron con medios y plumas afines que como francotiradores a sueldo y dejando de lado su responsabilidad de informar de forma objetiva, se dedicaron a denostarse creando grandes mitos que jamás sabremos a ciencia cierta hasta dónde son realidad, pero que se configuraron en una verdadera guerra propagandística que desprestigiaba las figuras institucionales que ostentaban con las consecuencias de esto, como la crisis de credibilidad y desencanto por la política, que ha alejado al veracruzano de pie de la participación activa en los asuntos públicos reduciéndolo a expresiones de repudio en redes sociales.

 

Y aún de forma más preocupante ha sido la pelea electoral que ambos han librado en los últimos años, pues con tal de no perder frente al odiado rival han hecho uso de muchos, muchísimos recursos humanos si, pero sobre todo económicos, encareciendo demasiado el costo de una campaña al grado de hacerla inaccesible para cualquiera y alejando mucho a Veracruz al menos en los años siguientes de la posibilidad de triunfo de algún candidato ciudadano sin el respaldo de una estructura partidista, si de por si en México ya es ridículo el costo de nuestras elecciones en Veracruz se ha convertido en cosa de una elite yendo en contra del espíritu de la democracia.

 

Y se podría decir que tal vez lo más riesgoso de este conflicto es que siendo grupos muy compactos con respecto a sus miembros, también cayeron al menos de parte de quienes ya han ostentado el poder, en reciclar a su gente para ocupar diversos puestos aun sin ser de su expertise con las consecuencias propias que esta practica trajo al estado, tanto en el costo político como financiero, puesto que es obvio que la sociedad es quien ha pagado la curva de aprendizaje de estos funcionarios y todavía no menos importante, analizar la pretendida perpetuación por interpósita persona que ya se dio en un grupo y que es rumor que pretenden hacer en el que apenas iniciará funciones, uno con sus alumnos y el otro con su familia, sin ponerse a pensar si esto es lo que quiere o necesita Veracruz si no mas bien por el simple hecho de querer y poder y no dejar que lo haga el de enfrente.

 

Sin duda no se le puede regatear a ninguno de los dos personajes su brillantez y capacidades, son políticos con muchísimas cualidades, sin embargo considero que si les podemos señalar que sus motivaciones no han sido las adecuadas y que con ello han arrastrado de cierta forma a Veracruz, como sea ya ambos han logrado su objetivo y el mayor orgullo que cualquiera puede tener en esta tierra, ser Gobernador, la historia calificará a Fidel Herrera y por ende a Javier Duarte por lo hecho o no y con respecto a Miguel Angel Yunes y por el bien de mis paisanos, espero que no cometa también los errores antes mencionados y que su desempeño sea ante todo por el bien de todos los Veracruzanos.

 

A los Jarochos nos queda hacer reflexión sobre la situación y actuar en concordancia con ello, pues si los hombres públicos se equivocan muchas veces es con el beneplácito y hasta aplauso de la ciudadania, debemos dejar de rendir culto a la personalidad de los políticos en turno y distinguir que una persona o un pequeño grupo no pueden ser un partido político ni permitirles que se lo apropien, recordar que un lugar donde todos piensan igual es porque posiblemente nadie esté pensando y que se necesita la participación activa de todos de una forma madura, critica y consciente pero sobre todo informada, desde las respectivas trincheras y con las convicciones propias, y que por mas bondades que tenga alguien nadie es perfecto y que esta bien señalar los errores pues si no nos volvemos cómplices por omisión, esperemos que si en un futuro se da un conflicto similar sea como lo señalé al inicio de este escrito para dar realce en este caso al estado y que el objetivo sea buscar siempre el bienestar de la mayoría y no solo de un grupo. Veracruz no tiene tiempo que perder, es urgente reagruparnos y recuperarlo ya con la participación de todos, esa debe ser la estrategia marcada para su progreso.

¿Qué tanto te gustó lo que leíste?


Datos del autor:

Mercadólogo, ganador del premio nacional de publicidad, originario de la Cuenca del Papaloapan

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s