Diputado, te lo explico con manzanas

Por Argel Humberto

Hace un par de semanas escribía sobre la responsabilidad que tiene la actual legislatura en la destrucción de Veracruz. No se trata de una simple omisión o error en sus funciones de control y vigilancia, sino de una forma particular de participación criminal, en la cual, muchos de los ilícitos cometidos por el poder ejecutivo, son el reflejo de una participación consciente y sistemática por parte de nuestros diputados en una empresa criminal. Creo que es algo muy simple, pero incomprensible para quienes, como los diputados de la bancada priista, han dedicado su vida a utilizar las instituciones para el beneficio personal.

Como veracruzano, como abogado y como ser humano me llenan de rabia sus declaraciones, me indigna que nos crean idiotas y no se den cuenta que le hablan a la sociedad más informada y participativa en la historia de México. Le hablan a una generación que no entienden, porque son un mal vestigio de un sistema corrupto y moribundo. Pero sobre todo, me preocupa que los asesores, que les pagamos con nuestros impuestos no les expliquen el alcance de su responsabilidad, pero les haré un favor, se lo explico con manzanas:

Congreos.JPG

Supongamos que vivimos 10 personas en México y que estas personas acuerdan dar parte de sus ingresos para que un tercero les provea de alimentación, orden y progreso. Como es el dinero de todos, se establecen reglas claras para su uso y se nombra a un simpático gordito llamado Javier para que nos sirva de empleado y cumpla con las instrucciones del pueblo. Pero como somos muy desconfiados, y la historia de las monarquías y las dictaduras nos ha enseñado a desconfiar, decidimos nombrar a un grupo de individuos probos, responsables e inteligentes para que verifiquen y aprueben las cuentas, su trabajo es muy simple sumar, restar y leer las instrucciones. Tristemente para nosotros, sólo los encontramos a ustedes, la triste bancada del tricolor.

 

Así, a nuestro empleado se le dan 10 pesos para que compre, transporte y entregue 1 manzana a un niño famélico. No puede comprar alcohol, cigarros o drogas. No puede comprar inmuebles, ni invertir en el extranjero, mucho menos comprar aviones. Debe comprar una manzana y entregarla. Sin embargo, no lo hace y el niño muere de hambre. Nosotros nos enojamos, nos indignamos y cuestionamos: Diputado, nos dijiste que sí habían entregado la manzana, hiciste un informe de 200 páginas sobre la entrega, te tomaste 100 fotos con el niño de la manzana, hiciste un evento, propusiste el día de la manzana. Era tu único trabajo, te contratamos para cuidar a Javier y no sólo lo encubriste, sino que nos mentiste ¿Qué pasó? Diputado, ¿por qué mataste al niño? ¿te comiste la manzana?

Se que les suena confuso, pero les doy un momento para pensar y les explico… si ustedes tienen una obligación legal, en este caso el control presupuestal y político del ejecutivo y no lo ejercen hay un incumplimiento ¿por qué aprobaron todas las cuentas? ¿por qué nunca llamaron a los secretarios que evidentemente estaban haciendo mal su trabajo a rendir cuentas? Tal vez ustedes, individuos que tristemente integran nuestro congreso piensen que no son responsables de la situación actual de Veracruz, piensan desde su ignorancia supina que por el hecho de ser una conferencia de individuos sus acciones escapan la responsabilidad individual, creen que los números significan impunidad, que votar en bloque los dota de legitimidad. Déjenme decirles que están equivocados, el hecho de que aprobaran empréstitos ilegales y cuentas públicas maquilladas de forma sistemática, es una razón suficiente para investigarlos, después de todo ¿quién en su sano juicio incumpliría una obligación legal sin esperar obtener algo a cambio? ¿quién se arriesgaría de forma gratuita? No sólo es el hecho que incumplieran, es el hecho que sus acciones pueden encuadrarse perfectamente como una forma de participación criminal, dentro de un estado que como el fascismo alemán, las dictaduras sudamericanas y las repúblicas de la ex Yugoslavia, secuestraron al estado para el beneficio personal.

Por es que me extraña que uno de ustedes hable del nazismo, pues muchos Nazis, después de la segunda guerra mundial se defendieron en Núremberg argumentando que habían actuado dentro de los márgenes de la ley, que todo lo que hicieron era legal y que no podían juzgarlos pues al final habían sido buenos alemanes. ¿Saben qué les contesto el mundo? No les exigimos ser buenos alemanes, les exigimos ser buenos seres humanos. Diputados, ustedes son pésimos seres humanos.

¿Qué tanto te gusto lo que leíste?


Datos del autor:

Abogado especialista en Operaciones Internacionales de Inversión y Derechos Humanos. Actualmente se desempeña como Director Jurídico en LEHAATSIM INTERNATIONAL CAPITAL. Socio de Aguirre & Montoya. Es profesor invitado de la FAR EASTEARN FEDERAL UNIVERSITY (FEFU) con sede en Vladivostok Rusia dentro del programa de LLM – INTERNATIONAL TRADE AND INVESTMENT LAW. Cuenta con Estudios de especialización en Estados Unidos, Austria, China y Rusia.

Lo más leído de la semana:

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s