Feminismo radical ¿terrorismo social?

La voix du dragón

 Por Brenda I. Gómez Mondragón

La emancipación de la mujer es uno de los términos más utilizados en la actualidad, éste tema tiene gran controversia gracias a su forma de desarrollo. Desde que el 17 de octubre de 1953 durante la presidencia de Adolfo Ruiz Cortines la mujer tuvo el derecho a votar se marcó una línea, un cambio ante los ojos de la sociedad, uno creería que es tan simple como decir que la mujer ya cuenta y ya puede tomar decisiones propias pero no es tan sencillo.

Esto nos lleva a resaltar las diferentes posturas que se han tomado con respecto al tema, no existe únicamente “sí” y “no” en una toma de decisiones y es por eso que se tienen que tomar en cuenta más que nada los efectos que causaron, ya que a mi parecer se perdió por completo la idea central de éste movimiento.

Tomando como punto de comparación la cultura oriental con la cultura occidental podemos darnos cuenta de en donde surge realmente la necesidad de éste movimiento. Muchos culpan a las religiones con costumbres y leyes tan radicales que se toman como la única forma de vivir pero lo que no se está analizando es que para el mundo musulmán y principalmente para el islamismo radical la mujer es la representación encarnada de la fertilidad, la proveedora de la familia y ésta misma a su vez es tomada como la base de una sociedad llena de virtudes y moral.

Desde el punto de vista occidental, la mujer de la sociedad musulmana es privada de sus derechos fundamentales, políticos y sociales debido a los tratos discriminadores, de inferioridad y sometimiento ante el hombre y la vida familiar. Claro está que ante los análisis del punto de vista de las culturas de los dos hemisferios se pueden extremar argumentos uno contra el otro pero tiene que haber un punto medio, nadie tiene la razón absoluta en éstos casos pero lo que debe tomarse en cuenta no es la religión o los libros sagrados sino la degradación y tergiversación que se ha producido dando como resultado la estructura patriarcal de la mayoría de los estados musulmanes.

La defensa de los derechos de las mujeres sometidas ante el yugo de un hombre que toma como excusa un ideal ya sea social o de una religión que ha sido alterada y retorcida con el paso del tiempo por otros hombres que buscan cubrir su inseguridad haciendo menos al sexo femenino para así conseguir la satisfacción personal que no se pudo dar de forma propia es el objetivo principal del feminismo, la emancipación de la mujer.

Este movimiento feminista defiende inicialmente la igualdad de género y partiendo de ahí se pueden obtener resultados deseables ya que en la actualidad un sistema de patriarcado es prácticamente inaceptable. El problema empieza cuando se sobrepasa la igualdad y se llega al deseo de un matriarcado, ese en el que las mujeres quieren comenzar a actuar como los hombres lo hacían antes de que comenzara la emancipación.

Una de las grandes características de éste fallo en el movimiento y que en lo personal considero absurda es el deseo de perder la estética femenina únicamente para salirse del estereotipo sexual que, en opinión de las defensoras del feminismo radical, impusieron los hombres y que mujeres están obligadas a seguir para ser exitosas o llamar la atención. Una mujer que realmente se ama y se acepta busca sentirse bien consigo misma, aunque esto quiera decir entrar en cierto estereotipo, nosotras no buscamos únicamente agradar a los hombres con nuestras actitudes o con como nos veamos, es con lo que nos gusta a nosotras y con como nos sentimos seguras y bien.

La acción de perder la femineidad y la delicadeza solo para dejar de agradar a un hombre y querer ser más como él físicamente es un signo de inseguridad total ya que están reflejando de manera indirecta que antes de tomar la decisión de unirse a éste movimiento radical sus decisiones y acciones eran tomadas en base a ellos.

Un ejemplo de la contraparte de éste punto se encuentra cuando una mujer que se siente sometida, controlada y minimizada en su forma de actuar por un hombre que la quiere tener encerrada en casa todo el tiempo ocupándose de las tareas del hogar y de los hijos mientras él hace su vida con otras mujeres decide unirse a éste movimiento extremista y sin sentido y al sentirse lejos de ese sometimiento, entra en un libertinaje en el que existe un abuso del comportamiento de libertad y comienza a actuar como ese hombre que la sometía, pierde el respeto por sí misma y trata de probarle al mundo que las mujeres también pueden extremar la independencia teniendo un uso indebido de la sexualidad.

feminismo

Esto además de tener un efecto en la salud, tomando en cuenta que la mujeres son más propensas a contraer y manifestar enfermedades debido a un comportamiento sexual irresponsable, representa una desorientación como efecto de la represión y rechazo a su forma de vida anterior, no se tiene una medida verdadera de la perspectiva sobre el conocimiento de forma adecuada de éste comportamiento y es por esto que se cae en un extremo descontrolado que siempre termina en resultados inesperados e indeseados.

Nosotras mismas estamos haciendo con nuestra toma de decisión irresponsable que se recupere el adjetivo y sustantivo peyorativo “feminazi” impuesto en la década de los noventa por los medios de comunicación como una burla al movimiento feminista que comenzaba a descontrolarse y que de igual forma buscaba un matriarcado.

El inconformismo ante la sociedad y las actitudes tomadas para defender un ideal tan extremista en la actualidad deja mucho que desear ya que no se enfocan en conseguir sus metas personales, en ser exitosas o simplemente en sentirse bien consigo mismas sino que buscan aplastar a la figura masculina, quieren demostrar que pueden ser mejores y que pueden hacerlo mejor que ellos; esto no funciona así, lo que se debe hacer es, como se menciona anteriormente, buscar un punto medio, en el que el hombre y la mujer tengan la misma oportunidad de progresar y seguir con el respeto que a cada quien le corresponde por derecho.

No podemos descartar, como se menciona en los párrafos 3 y 4, que las costumbres y las formas de actuar varían dependiendo de la región y la cultura en donde se encuentren, es por eso que debemos enfocarnos en los lugares donde verdaderamente sean necesarios esos grandes cambios, no con acciones sin sentido que no llevan a nada más que una crítica destructiva sino a realizar en esos países orientales verdaderos sistemas de protección para las mujeres que están bajo un yugo masculino. No se puede dejar de mencionar que es inaceptable el maltrato a la mujer en cualquier sitio, sólo sugiero la concientización de los diferentes grados y niveles de maltrato que se sufren en cada nación para poder tomar las medidas necesarias y correspondientes.

Olvidarse de las competencias continuas y comenzar a tratarnos todos como iguales es un requisito fundamental para que éste movimiento retome la idea con la que se inició todo; no es inusual que se descontrole en cierto punto el defender una idea ya que las personas tienen diferente forma de pensar pero siempre se puede regresar al corazón de las acciones, a defender el verdadero deseo que es la erradicación de la discriminación y la emancipación del yugo que mantiene a la mujer por debajo del hombre.

¿Qué tanto te gusto lo que leíste?


Datos del autor:

Estudiante de ultimo año de preparatoria Colegio México Orizaba, Veracruz. Premio Nacional Porrúa año 2015 poesía, Premio Nacional Porrúa año 2016 ensayo.

Facebook: Brenda GM

Lo más leído de la semana:

Anuncios

3 comentarios en “Feminismo radical ¿terrorismo social?

  1. Bien, quede de estar en sintonía con cada uno, fue un trato. Buen análisis, esperando al siguiente lunes para otro buen análisis. Esperando que puedas meter o hablar más de los jóvenes, de situaciones sentimentales etc. Relacionadas por supuesto. Un abrazo y éxito.

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s