Generación de competencias

DE LO QUE NOS ALIMENTAN NUESTROS PADRES

La voix du dragon

Por Brenda I. Gómez Mondragón

 

En la actualidad estamos constantemente bombardeados por todos los sucesos catastróficos que vivimos en la sociedad, siempre hay una guerra nueva, un nuevo levantamiento o una nueva rivalidad entre naciones. Nos mostramos ampliamente preocupados cada vez que vemos en un noticiero, en el periódico o en la computadora toda esta clase de información, a algunos les es indiferente, a otros les provoca un sentimiento de impotencia por no poder hacer mucho y a algunos mas simplemente les causa un poco de tristeza y luego se olvidan de lo visto pero no nos hemos puesto a pensar en algo muy importante, no nos hemos dado cuenta de una de las mayores causas de todo esto, quieren arrancar el problema de raíz pero no saben en donde encontrarla.

Las generaciones se ven marcadas por diferentes características, una de ellas es casi invisible pero entra en nuestro pensamiento poco a poco hasta definir nuestra forma de ser y las decisiones que tomamos, me refiero a las metas que queremos conseguir y el saber hasta donde queremos llegar.

La forma de pensar de cada quien que todos creemos única, no es así del todo; y esto tiene que ver en como somos educados, no por nuestros padres directamente sino por el mismo medio, todo lo que nos rodea.

La generación antepasada es conocida como la generación de la estabilidad, en esta misma había dos tipos de desarrollo, lo podemos ver en la gente de la tercera edad y los ancianos, llenos de rectitud, trabajos fijos y duraderos y con una moral estable, estaban obsesionados con la estabilidad económica, lucharon durante la segunda guerra mundial y crecieron en la gran depresión; en el segundo tipo se encuentran los yuppies, aquella gente feliz sin preocupaciones, sin limites sin nada que temer ni cuentas que rendir y estos dos tipos de personas de la misma generación están unidas por una cosa, la búsqueda del bienestar y la tranquilidad.

El defecto de ésta generación son sus hijos, o mas bien la forma en la que crecieron, desarrollaron su vida con padres ocupados o desinteresados , solos y tratando de obtener las cosas por sus medios, no se dice que le hacía falta amor, mas bien atención; tenían que esforzare, tenían que hacer las cosas bien porque la presión de su padres era muy grande, su única opción era ser iguales o mejores que ellos dependiendo el caso.

El problema mayor no son ellos sino el resultado psicológico de su crecimiento, me refiero a que, como tuvieron tanta desatención, tanta carencia de facilidades quieren darle todo a sus hijos.

relay-race-655353_1280

A ésta siguiente generación se le llama la generación de las competencias, se nos da todo, nos ayudan en todo, somos el centro de atención pero desde que somos pequeños nos enseñan que siempre tiene que haber una rivalidad, que el único objetivo es ganar, ganar a toda costa; lo podemos ver muy reflejado actualmente en la sed de poder, de riquezas y en la necesidad de ser el mejor, comenzamos desde pequeños, lo queremos todo, pensamos que tenemos el mundo en nuestras manos pero hay un punto, un momento en el que nos damos cuenta de que no es así y es ahí cuando empieza el deseo de competir. Esto no es únicamente refiriéndose a una presidencia, a la propiedad de una empresa importante o a ser la persona con mas ingresos en el mundo, también se ve reflejado en nuestra vida cotidiana, en todo momento y no nos podemos engañar, ¿Quién no ha soñado con ser el mejor de los mejores en algo? Esto no es malo por completo porque evita el conformismo, claro está, pero se vuelve un problema mayor cuando, por querer conseguir un objetivo, queremos pasar por encima de los demás, queremos obtenerlo a toda costa, sin importar nada ni nadie, como diría Nicolás Maquiavelo “El fin justifica los medios”. Ésta situación ha afectado a relaciones de todo tipo, maternales y paternales, de hermandad, amistosas, de trabajo… siempre debe haber alguien que gane y alguien que pierda; tiene mucho que ver la educación en casa, evidentemente no se puede descartar pero no estamos encerrados todo el tiempo con nuestra familia con los ojos vendados escuchando fabulas con moralejas de bondad, honestidad y honor, claro que no y en el punto en el que se desarrolla la ambición desmedida se cruza ese limite se inicia un gran cambio, eso es lo que nos define, no lo que deseamos sino lo que hacemos para conseguirlo, no es el solucionar una cuestión o problema sino las medidas que tomamos para hacerlo.

Una repercusión muy notoria en los jóvenes es la cantidad de estrés que se genera en nuestras vidas, no basta con ser inteligente y tener el conocimiento, claro que no, deben tener el mejor promedio de su escuela, sino no valen nada aunque eso no los defina como personas verdaderamente, no basta con ser bueno en un deporte claro que no, tienen que ser el mejor de su país, sino no valen nada, no basta, nunca es suficiente. Cuando entregamos una boleta de calificaciones ¿En qué se fijan primero nuestros padres, en el 10 en inglés o en el 5 en matemáticas? ¿Qué procede? Claro, 5 horas de matemáticas intensivas en las tardes para mejorar el promedio, quieren que seamos los mejores en todo, si un compañero puede tener 10 en eso por qué tu no. Nos repiten una y otra vez que no nos esforzamos por nada e inconscientemente nos crean un sentimiento de necesidad, necesidad por conseguir todo lo que ya tenemos pero por nuestros propios medios, aunque éstos perjudiquen a otros.

Hablando de algo que muchos podrían denominar utopía nos podemos preguntar ¿Podremos dejar algún día de lado toda ésta mentalidad? No me refiero a dejar de lado el deseo de superación, hablo de la necesidad de pasar sobre los demás para sentirse mejor consigo mismo y hasta podría mencionar que la psicología tiene mucho que ver, ¿Podremos en algún momento dejar de ser la generación de las competencias? ¿Podremos al fin estar satisfechos con nosotros mismos? Proponiendo una solución para conseguir un cambio de mentalidad se podría implementar la verdadera moral desde los jóvenes, claro que pueden ser lideres, claro que pueden conseguir cualquier cosa, pero al tener buenas bases, no solo en la familia sino en todos los medios, sabrán que no es necesario estar en competencia continua y con el paso del tiempo tomaran conciencia de que, sin excepción todas las acciones buenas que se realicen se regresarán.

Personalmente tengo fe, aún creo en la personas y en la humanidad, nadie es perfecto, eso sería imposible pero nos podríamos tomar el tiempo para valorarnos, valorar el respeto y la necesidad de toda las personas, debemos aprender a practicar los valores, necesitamos ser mas humanos.

¿Qué tanto te gusto lo que leíste?


Datos del autor:

Estudiante de ultimo año de preparatoria Colegio México Orizaba, Veracruz.

Premio Nacional Porrúa año 2015 poesía

Premio Nacional Porrúa año 2016 ensayo

Facebook: Brenda GM

Lo más leído de la semana:

 

 

 

 

 

Anuncios

2 comentarios en “Generación de competencias

  1. Creo yo que la competitividad no es el problema, incluso ayuda al ser humano a crecer en cuanto a capacidades, no importa si es en lo laboral o deportivo, sino que el problema yace, como ya lo mencionas en la manera en que se nos ha inculcado o que se nos ha “enseñado” de lo que realmente significa COMPETITIVO. Dejando así todo tipo de valores, atropellando hasta la moral de las personas para sobresalir. Y para mi lo ideal y hasta utópico sería hacerlo sin afectar a los demás y entonces sí demostrar lo que como seres humanos somos capaces, con esto evitar hasta conflictos.

    Le gusta a 1 persona

  2. Excelente análisis de la situación actual de los jóvenes, algunas veces como padres no nos damos cuenta de la presión que ejercemos sobre nuestros hijos y es importante conocer la opinion de como se sienten al respecto para poder reflexionar y hacer cambios positivos. Felicidades!

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s