10 cosas que los Baby Boomers y otras generaciones no entienden sobre los Millennials

 por JepH Juergens

(traducido por Patty Velazquez)

Aunque hoy en día, cada generación es criticada (y muchas veces degradada) por su generación anterior, parece que la mía es particularmente denigrada. Casi cualquiera se queja de los Millennials. Nadie tiene nada bueno que decir sobre nosotros en nuestra casa, en la oficina, o en la atmósfera social. Ha llegado a ser tan grave el asunto, que la mayoría de los millennials que conozco se han empezado a autocriticar a sí mismos pensando en qué podrían estar haciendo mal. Entiendo que podemos dar una mala impresión a algunas personas pero no hay forma de que seamos ni la cuarta parte de lo que nos han hecho parecer todos.

Esta puede ser mi opinión personal como un Millennial más, pero creo que mi generación está siendo juzgada de una manera que no debe y a la vez, mal entendida. Hay ciertas ideas equivocadas sobre los Millennials que la verdad son un poco frustrantes y aquí se las explico:

12596385_10156650490050621_38993487_n

  1. Somos flojos

Primero que nada, quieren que trabajemos mil horas por muchísimo menos de lo que le pagan a cualquier otra generación desde la era Industrial, y encima ¿creen que somos flojos? Sí, seguuuro tiene mucho sentido eso. Mi generación se ha tomado el tiempo de estar mucho más preparada y ganarse títulos avanzados a una menor edad que cualquier otra generación. ¿Por qué? Porque somos SÚPER flojos. Seguro. Simplemente parece que no estamos haciendo nada porque terminamos el trabajo más rápido debido a que somos más competentes usando la tecnología, nos toma la mitad de tiempo, pero eso no significa que seamos flojos sino al contrario, nos hace más eficientes.

feet-932346_1280

  1. No tenemos aptitudes

Sigo escuchando mil veces que mi generación no tiene las aptitudes necesarias para tener éxito. ¿De qué aptitudes están hablando? Porque yo me acuerdo de haber tenido que enseñarle a personas más grandes cómo usar Gmail de la forma más básica, cómo usar Google u otro buscador o enseñarles también en dónde está el botón de encendido de cualquier aparato eléctrico. Claro, puede que no seamos los mejores en hacer una cuenta rápida para calcular la propina, ¿pero qué no se supone que para eso son las calculadoras de nuestros celulares? Sin mencionar que he visto miles de veces a personas mayores dejar propina por debajo del 10%, lo cual quiero pensar que entonces ellos tampoco saben calcular una propina en dos segundos.

  1. Somos malos para comunicarnos

Supuestamente, no somos buenos comunicándonos con otros. Yo creo que más bien, nos comunicamos más rápido y de manera más eficiente. Es decir, ¿has visto lo rápido que podemos teclear? Podemos llegar al punto exacto de algo con tan sólo 3 letras y un emoji mucho antes antes de que si quiera puedas terminar de pronunciar tu primera palabra. También nos comunicamos con todos nuestros amigos y contactos de social media simultáneamente, en lugar de sólo con una persona a la vez. Si comunicas más información a una persona o menos información a varias personas, al final, sigues comunicando la misma cantidad, simplemente se divide diferente. No sé si les suene, pero a esto se le conoce también como ‘proactividad’.

entrepreneur-696966_1920

  1. Nosotros inventamos las selfies

Está más que claro que los Millennials hemos hecho popular el término selfie. Definitivamente, nos tomamos una cantidad infinita de selfies. Pero también es cierto que otras generaciones ya se habían tomado selfies mucho antes que nosotros. ¿Alguna vez te han obligado a sentarte a ver un slide de mil fotos de vacaciones familiares? Es básicamente una serie de fotos de la familia posando en frente de un montón de paisajes o escenarios. Eso es lo que es una selfie, sólo con una tecnología un poco más primitiva, pero literal es eso. Haces algo ‘cool’, te tomas una foto haciéndolo, y luego le pruebas a medio mundo que hiciste algo ‘cool’. No es nada nuevo.

selfie-465560_1280

  1. Estamos obsesionados con nosotros mismos

Ok, esta es una de las ideas que más se apegan a la realidad, los Millennials somos bastante egocéntricos, por así decirlo. Pero por lo que he visto, no estamos más obsesionados con nosotros mismos más que cualquier otra generación; simplemente somos más abiertos sobre ello.

Piénsalo. De algún lado lo sacamos. Crecimos en un ambiente en donde a todos nos dieron un trofeo no sólo por hacer acto de presencia, si no que ustedes fueron los que demandaron altamente que TU HIJO fuera especial y se mereciera un trofeo.

Los Millennials hablamos sobre nosotros, posteamos sobre nosotros y lo hacemos, por nosotros. Cosa que es lo más normal del mundo, cualquier otra persona también habla sobre sí mismo, postea sobre sí mismo y hace todo esto por sí mismo. He tenido suficientes interacciones con personas de todas las edades para decirte que definitivamente esa obsesión por el ser mismo, es una característica universal del ser humano, no sólo de los Millennials.

  1. Creemos merecer todo peladito y en la boca

De regreso al punto número uno, los Millennials trabajamos laaargas horas por muy poco sueldo. Normalmente acabamos con el trabajo peor pagado, más bajo, y al final de la cadena laboral. Ustedes nos dijeron que la manera de tener éxito era teniendo una buena educación, buenas prácticas y de ahí conseguir una buena chamba. Hecho. Se hizo todo lo que nos dijeron que teníamos que hacer. Ya hicimos la talacha y estamos dispuestos a trabajar por lo que queremos, pero también esperamos que se nos recompense por nuestro trabajo. (‘No cobro por lo que hago, cobro por lo que sé, por lo que invertí y por lo que estudié’, y todas esas frases).

Si ustedes esperan que trabajemos 50 horas a la semana, dándonos solamente 6 (impresionantes, por no decir otra cosa) días de vacaciones en TODO el año; nosotros esperamos que se pongan las pilas y nos suban el sueldo y ascensos. Te vamos a preparar tu cafecito y a quemarnos las pestañas un rato, pero claaaro que esperamos algo mejor y más grande a la vuelta de la esquina. Eso no es merecer, si no ganártelo (rentabilidad, no hay más).

12442773_10156650490500621_1509444278_n

  1. No nos podemos comprometer a las relaciones

Muchos de nosotros parecemos no poder mantener el compromiso en una relación, pero también muchos de nosotros estamos felizmente casados, comprometidos o simplemente llevamos un compromiso largo y serio con alguien significante. Mientras que mi generación, claramente pone menos énfasis en el matrimonio y la familia que aquellas generaciones en el pasado, sospecho que eso tiene que ver más con el hecho de que hoy en día es mayormente aceptado el no tener la vida resuelta o 10 hijos a los 21 años (gracias Netflix). Simplemente en general, es más aceptable que esa vida no es para cualquiera. Aparte, mi generación definitivamente no es la única que no se puede comprometer. Dudo mucho que páginas de internet como ashleymadison.com o cualquier otra del estilo, diseñada para ayudar a ponerle el cuerno a la esposa (no es broma) hayan sido creadas para los veinteañeros. También conozco bastantes solteros de 40 y tantos años que valoran tanto su carrera que hasta la fecha no se han ‘estabilizado’ en ese sentido.

  1. Constantemente demandamos feedback positivo

Otra gran percepción de los Millennials, se rumora que siempre queremos escuchar que estamos haciendo las cosas increíble. Mientras que nos da mil gusto que nos echen flores, lo que realmente queremos es feedback constante, positiva, negativa o neutral. Obviamente quiero saber en que trabajé bien, qué me falló o faltó y qué te gustó o disgustó. Nuestros papás, maestros y coaches nos han dado retroalimentación constante toooda la vida y por lo mismo, estamos acostumbrados a mejorar constantemente. Si no escuchamos lo que piensas, pensamos que nos fue mal.

  1. No somos leales a nuestros empleadores

Obviamente, nos cambiaríamos de trabajo a una mejor oportunidad apenas nos la den. ¿Cómo por qué no deberíamos de? ¿Me estás diciendo que debería de rechazar la oportunidad de ganar más dinero y/o pausar mi carrera ahorita mismo por la posibilidad de seguir creciendo hasta un punto indefinido en el futuro? Eeeeh, no. La neta no. Eso no es lealtad. Eso es una tontería. Además, ¿cómo puedes esperar que te mostremos la más mínima lealtad cuando nosotros nunca hemos visto lo mismo viniendo de ustedes? Hemos visto a nuestros papás trabajar en el mismo lugar por años, sólo para recibir un ‘sueldo acorde al presupuesto’ cuando los ejecutivos se adjudican un bonus del tamaño del mundo. Realmente nunca he visto que la lealtad a una compañía le resulte a alguien en el largo plazo. Si se te presenta una oportunidad, tienes que tomarla. Tal vez nunca se te presente otra. Si quieren mantenernos, dennos la misma oportunidad. Te la pongo así, el simple hecho de que una compañía que ni me conoce, valore más mi experiencia por encima de en la que estoy actualmente trabajando, lo dice todo. Seremos leales si nos ofreces el mismo o mejor trato. s prácticas ando una gran educacis dijeron que la manera de tener ueldo.e ira alrededor de nosotros.ual la oficina

  1. No nos interesan los temas sociales ni políticos

¿Es broma verdad? La percepción es que a los Millennials nos preocupa el último chisme de equis artista o el meme de internet más que las cosas “importantes” que están pasando o mejorando en el mundo. Nada podría estar más alejado y equivocado de la realidad.

Los Millennials somos voluntarios y donamos a causas en mucho más elevadas cantidades que cualquier otra generación (comprobado). Eso sí, nos registramos y votamos en cantidades similares a otras generaciones. Somos enormemente responsables por darle un giro a las últimas dos elecciones presidenciales en favor de Peña Nieto y tendemos a tener creencias políticas bastante firmes. Por ejemplo, es más probable que le demos muchísima más importancia a hacer alguna diferencia en el mundo o tener un trabajo que signifique algo. Eso que ni qué, los Millennials estamos mucho más interesados en cuestiones políticas y sociales que cualquier otra generación.

La verdad es que ya no somos sólo el futuro, somos el presente. En algunos años, vamos a ser la generación más grande en el área laboral, vamos a ser la generación más grande de personas que voten, y vamos a ser quienes tengan la mayor influencia sobre cultura, arte, ciencia, tecnología, negocios y política. Va a ser un mundo de Millennials, y todas las demás personas van a tener que vivir en él.

Mi recomendación: embrace the human change, aprende lo más que puedas de nosotros (como nosotros tratamos de hacerlo de ustedes) y haz de tus años laborales los más exitosos posibles, el día de mañana podrías estar trabajando para uno de nosotros, si no es que ese día ya es hoy.

¿Cómo calificas esta nota?


 

Articulo original: http://thoughtcatalog.com/jeph-juergens/2015/03/10-things-other-generations-get-wrong-about-millennials/

 

 

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s