Educación en México, imitar, igualar y mejorar

Themis y Deucalión

por Luis Miguel Rodríguez Alemán

“La educación es el pasaporte hacia el futuro, el mañana pertenece a aquellos que se preparan para él en el día de hoy..”

Malcolm X

 

A mediados de los años noventa, en Nueva York, para ser más específicos, en el distrito conocido como Bronx Sur, uno de los barrios más pobres de la ciudad, se fundó una escuela pública experimental llamada Academia KIPP (Knowledge is Power Program o programa, el conocimiento es poder). La Academia KIPP, es una escuela secundaria dirigida a la población más vulnerable de esa región, más de la mitad de su población estudiantil la integran alumnos afroamericanos, el resto corresponde a hispanos y chinos.

Lo que hizo que en Estados Unidos esta academia se volviera una de las más famosas, fue el alto nivel de aprovechamiento que sus estudiantes presentaron en las materias básicas, pero especialmente en matemáticas. En aquella década, la media nacional, en nivel de aprovechamiento exigible en matemáticas en la Unión Americana era de 16%, los egresados de la Academia KIPP registraban niveles superiores al 84%.

Malcolm Gladwell, uno de los más notables sociólogos a nivel mundial, nos narra en su libro Outliers, que derivado de la experiencia obtenida con la Academia KIPP, ciertos reformadores al sistema escolar de aquel país descubrieron que la brecha educativa entre estudiantes con alto ingreso en su familia y estudiantes con bajos ingresos se presentaba durante el periodo vacacional.

Contrario a lo que la educación tradicional afirmaba, la diferencia en los niveles de aprovechamiento entre estos alumnos, no se presenta durante el año escolar, los estudios realizados demostraron que ambos grupos salían con un aprovechamiento similar al final del verano, y al realizar las mismas pruebas regresando de las vacaciones, la brecha educativa se disparaba a favor de los alumnos que provenían de familias con altos ingresos.

Esto, Gladwell lo explica, como un fenómeno al que él llama cultivo concertado, y afirma que las familias con altos ingresos tienen la posibilidad de brindar en el periodo vacacional a sus hijos las herramientas adecuadas para continuar aprendiendo aun durante el verano (inscribiéndolos a un curso, llevándolos a museos, poniendo a su alcance libros o computadoras), muy diferente a lo que ocurre en un hogar pobre, donde los niños se ven limitados de estas herramientas, y en muchos casos se ven obligados a participar de las labores del hogar o el campo.

Pero ¿qué tiene que ver todo esto con nuestro país? La academia KIPP, tuvo un enorme éxito debido a que aumento el número de días durante el ciclo escolar, redujo las vacaciones de verano de tres meses a uno solo y aumentó el número de horas en la escuela. Los estudiantes de esta academia comenzaban clases a las 7 de la mañana y salían a las 5 de la tarde, su jornada era de lunes a sábado y recibían hasta 3 horas de matemáticas diarias. Todos ellos a pesar de provenir de hogares muy humildes, tenían la mayor parte del año, y durante la mayor parte del día, acceso a herramientas y conocimiento que los ayudara a sobresalir, ¿se imaginan un modelo así en la Sierra de Zongolica?.

girl-998988_1920

México esta atravesando por una de las transformaciones más importantes de su historia, la Reforma Educativa ha colocado las bases para comenzar la gran transformación del sistema educativo mexicano, y esta semana, el Presidente Enrique Peña Nieto, ha enviado al Senado una propuesta de reforma que tiene como objetivo brindar autonomía a las autoridades educativas en la conformación de su calendario escolar, exigiendo un mínimo de 185 días de clases al año y un máximo de 200.

Esta reforma propone modificar los artículos 13, 51, 53 y 69 de la Ley General de Educación, y pretende que las escuelas puedan modificar el calendario oficial siguiendo una serie de lineamientos propuestos por las autoridades federales.

La idea central radica en la posibilidad de que las escuelas puedan reducir el número de días en su calendario escolar (no menos de 185), pero aumentando el número de horas de clases que se otorgan diario.

La frase que ayuda a dar titulo a esta columna, proviene de lo que los estudiosos llaman la “tecnología de lo obvio”, o el “milagro japonés”, y hace referencia a la extraordinaria manera de como el país asiático logró levantarse de la catástrofe generada por la Segunda Guerra Mundial y se volvió un referente de la industria y la tecnología utilizando en su vida diaria el mismo principio, imito, igualo y mejoro.

Si nuestro país pretende realmente generar un cambio importante en nuestro sistema educativo, tiene la obligación de replicar el modelo japonés, imitar e igualar las mejores practicas e ir más allá, mejorando e innovando de lo ya igualado.

El ejemplo de la Academia KIPP debe servirle a nuestros legisladores para enriquecer la Reforma planteada por el ejecutivo federal, no basta con aumentar el número de horas de clases en los niveles básicos educativos de México, se debe imitar a países como Japón, en donde su ciclo escolar es de 243 días o Alemania con 240, se debe igualar los modelos educativos de Estados Unidos donde en educación básica los alumnos cursan 1,131 horas al año (a diferencia de México donde solo son 800), y se debe mejorar lo aprendido para adaptar a nuestro entorno las mejores practicas educativas del mundo.

México tiene un compromiso con sus niños, un compromiso que obliga a heredarles un mejor sistema educativo del que tuvimos nosotros, pero ojo, la obligación no recae solo en nuestras autoridades y nuestros legisladores, de nada servirá una nueva reforma si no va de la mano con la voluntad de los docentes, sindicatos y padres de familia en todo el país.

El primer paso para esta transformación será exigirle al Senado una Reforma más ambiciosa que la que propone el Presidente, después la tarea será de todos nosotros, para promover que esta Reforma sea y se consolide como una realidad.

¿Cómo calificas esta nota?


 

Datos del autor:

Egresado de la Facultad de Derecho de la Universidad Veracruzana, fundador de plumasprogresistas.com, Presidente Estatal de la Agrupación Política Nacional Ala Progresista en Veracruz y colaborador del Director de Educación Tecnológica en Veracruz.

Facebook: facebook.com/lmaleman – Twitter: @RodrguezAleman

Quizá te pueda interesar:

Anuncios

11 comentarios en “Educación en México, imitar, igualar y mejorar

  1. Voluntad, Compromiso social solidario y genuino y un principio olvidado en nuestro México querido: Hacer prevalecer el interés público antes que el personal, deben ser los ejes básicos con los que operen quienes tienen en sus manos las herramientas públicas para realizar esos cambios. Estoy totalmente de acuerdo con esa posible reforma en las escuelas de nuestro país, siempre y cuando la soporte un análisis serio y a profundidad de las bases de enseñanza que debería contener. Para esto deberían estar inmersos grupos colegiados, altamente capacitados para determinar los criterios sociales-educativos necesarios en las diferentes esferas educativas. Asimismo, sería imprescindible la inmersión en el tema de todos los actores directos e indirectos del sistema educativo. Creo finalmente que sería un esfuerzo de enormes dimensiones para todos los sectores involucrados de nuestro país, así también, un tremendo esfuerzo presupuestal y multi institucional. Pero también creo firmemente que sería un esfuerzo que Valdría la Pena para que nuestra nación crezca y encamine su desarrollo por las vías primermundistas que nos hacen mucha falta.

    Le gusta a 1 persona

  2. Excelente contenido de esta nota esperemos que el senado se ponga las pilas y autorize todo esto pues seria fabuloso en todos los aspectos, en.todos dw verdad. Imitar a japón en esto sería fabuloso otro México esos eso es.Li que nos ha e falta.felicito ampliamente al Lic.Rodríguez Alemán por todas sus notas tan atinadas que escribe y esperamos ya la próxima FELICIDADES. Soy Martha Cristina Becerril R.

    Le gusta a 1 persona

  3. Muy buen contenido y un tema muy interesante con la diversidad de opiniones existentes sobre el tema, se debe invitar a los legisladores a no únicamente dar autonomía a las instituciones educativas sobre el horario o los días, sino a pensar en una verdadera reforma sobre el contenido y las dinámicas dentro de las instituciones, viendo la realidad de las escuelas, de las familias y de los docentes. Orgullosamente trabajo en una escuela rural del sur del estado de Veracruz y las condiciones económicas y sociales de muchas zonas no permitirían ampliar el horario, mucho menos los días laborales, se necesita pensar mucho más. Felicidades por la nota

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s