México, bien vale una misa

Vericuetos
Por Leyda Blanco Lara

Por definición, se le llama estado laico o estado secular al Estado, y por extensión a una nación o país, independiente de cualquier organización o confesión religiosa o de toda religión y en el cual las autoridades políticas no se adhieren públicamente a ninguna religión determinada ni las creencias religiosas influyen sobre la política nacional.

En el México prehispánico se desarrollaron diversas manifestaciones religiosas, principalmente mediante la adoración de fuerzas de la naturaleza y animales. Con la llegada de los españoles, se impuso, a través de diversos métodos, el cristianismo (catolicismo) como religión dominante.

En los inicios del México independiente, se dieron manifestaciones de diversos grupos en busca de la separación de la Iglesia con los demás poderes de la nación, fue con la llegada de las Leyes de Reforma que se logró tal cometido.

La Constitución mexicana en su artículo 130 establece la separación histórica del estado y de la Iglesia. También señala que las autoridades no tendrán intervención alguna en la vida de las asociaciones religiosas.

Papa-Pensativo
Foto: multimedia.mmc

Ex próximos días, se prevé la llegada a nuestro país del máximo representante de la Iglesia católica que, además, funge como Jefe de Estado, sin embargo, dicho viaje se realiza con fines apostólicos.

El día de ayer, la presidenta del DIF nacional, Angélica Rivera encabezo la presentación del disco “México se pinta de luz” que servirá como bienvenida al Papa Francisco. Cabe mencionar que Rivera, desde que su esposo asumió el mandato presidencial, se ha dedicado, como es visto a fungir como secretaria de relaciones exteriores del país, estando presente en la mayoría de las visitas de estado en compañía, innecesaria, de su esposa, derrochando los recursos del erario en compañía de toda la familia.

Como era de esperarse, para recibir al jefe de la iglesia católica, la señora de peña ha estado muy activa, no así en funciones correspondientes al sistema de desarrollo integral de la familia, de la que es presidenta honoraria.

Hasta el momento, seis han sido las visitas de los pontífices a México. Desde la primera vez, en 1978 con la visita de Juan Pablo II, los gobiernos mexicanos en complicidad con la iglesia católica, han visto en estos encuentros la oportunidad de adormecer al pueblo mexicano, con frases tan inverosímiles como el que la visita del papa unirá al pueblo mexicano ayudara en los ánimos para mantener la esperanza de un México mejor. Por ello, cada que llega un nuevo gobierno a los Pinos se está en busca del mejor momento (el peor por el que esté pasando el país) para organizar la visita del sumo Pontífice.

Muchos mexicanos aún viven adormecidos por la religión, cegados por su fé que no les permite ser críticos de las situaciones reales en la vida social, económica y política del país, los tiempos han cambiado, las nuevas generaciones estamos cada día más informados y buscando nuevas respuestas, para nosotros la fe ya no es cuestión de religión, si no de ideas progresistas, abiertas al cuestionamiento de lo que siempre se nos enseñó como lo único verdadero.

Estoy segura, que veré el día en que esas simbiosis gobierno-iglesia acabe, el día en que nada se nos sea sembrado sin antes haber experimentado la búsqueda de nuestro propio ideal de verdad.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s