Fiscal anticorrupción, ¿designado por el pueblo?

Themis y Deucalión

por Luis Miguel Rodríguez Alemán

“La probabilidad de perder en la lucha no debe disuadirnos de apoyar una causa que creemos que es justa”

Abraham Lincoln

No importa en que momento histórico se hayan escrito estas líneas, tampoco importa si nos referimos a un municipio, estado o a la federación en su conjunto, amarillos, rojos, azules, naranjas, todos los colores y todas las expresiones políticas en nuestro país tienen arraigado en sus entrañas el virus mortal de la corrupción.

La división de poderes fue concebida como un intento de dotar al régimen con un sistema de pesos y contrapesos que diera estabilidad y justicia a la nación, pero la practica nos ha demostrado que los poderes se encuentran rebasados, y que la corrupción ha alcanzado niveles que cada día resultan más preocupantes.

Achivald Cox, Fiscal encargado de acusar al Presidente Nixon por el caso Watergate. (Ernie Leyba/The Denver Post via Getty Images)
Achivald Cox, Fiscal encargado de acusar al Presidente Nixon por el caso Watergate. (Ernie Leyba/The Denver Post via Getty Images)

En el Congreso Federal comienza la discusión sobre la ley anticorrupción, un nuevo instrumento judicial que los partidos habrán de vender como remedio infalible de este preocupante mal, y de verdad no dudo que en su elaboración habrá postulados interesantes dignos de llevar a la practica. Pero grandes males requieren de grandes transformaciones, y de nada servirá designar a un Fiscal General anticorrupción si se sigue realizando por la vía tradicional mediante la designación directa por el Ejecutivo Federal previa autorización de las Cámaras, o a propuesta de las Cámaras mediante ratificación del Ejecutivo.

El pasado reciente nos ha demostrado que estos instrumentos de designación resultan por convertirse en botín de negociación para la obtención de prebendas y privilegios entre los partidos políticos y acaban por nombrar personas que en ocasiones ni reúnen el perfil o que se encuentran supeditados a la voluntad política de las dirigencias partidistas.

De nada servirá contar con un excelente instrumento legal si se pone en las manos equivocadas, el combate a los corruptos no debe estar supeditado a ningún poder, y por ende la designación de los Fiscales encargados de hacer justicia en esta materia debe estar en las manos de la voluntad popular.

 

En algunos Estados de la Unión Americana el County Attorney o fiscal de distrito, es electo por la vía del voto directo de los ciudadanos; este fiscal es el encargado de representar al Estado, y esta facultado para investigar y llevar a juicio. Al tener la opción de la reelección el Fiscal de Distrito rinde de manera periódica a la ciudadanía informes de su labor como persecutor, siendo calificado por su efectividad cada vez que busca su reelección por el pueblo mismo.

A pesar de no ser un sistema perfecto, Morenilla Rodriguez, en su libro La Organización de los tribunales y la reforma judicial en los Estados Unidos de América , afirma que “la autonomía entre los miembros de la Fiscalía es importante por cuanto no existe relación de dependencia jerárquica entre los diversos órdenes de gobierno”.

Estados Unidos tiene sin duda un sistema judicial distinto al nuestro, pero nuestros legisladores podrían tomar en cuenta esta figura de Estado para adecuarla a nuestras leyes nacionales, tomar como ejemplo la elección popular del Fiscal de Distrito y su discrecionalidad a la hora de decidir la persecución de un delito, y crear los instrumentos legales para la elección popular de un Fiscal General anticorrupción y sus similares en las Entidades Federativas.

México necesita un verdadero combate a los corruptos y poner en manos del pueblo la elección de quien habrá de perseguir, investigar y llevar a juicio a la clase política de nuestro país, esto sin duda garantizará mayor autonomía que la que pueda dotarse en caso de seguir por las vías que hemos transitado hasta hoy.

Durante décadas completas la decisión en la designación de fiscales y juzgadores a quedado relegada a la voluntad de unos cuantos, y los resultados están a plena vista, es momento de poner el futuro del país en manos de su pueblo.

¿Cómo calificas esta nota?


Datos del autor:

Egresado de la Facultad de Derecho de la Universidad Veracruzana, fundador de plumasprogresistas.com, Presidente Estatal de la Agrupación Política Nacional Ala Progresista en Veracruz y colaborador del Director de Educación Tecnológica en Veracruz.

Facebook: facebook.com/lmaleman – Twitter: @RodrguezAleman

Lo más leído de la semana:

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s