Guatemala: lecciones de civismo para América Latina

Themis y Deucalión

por Luis Miguel Rodríguez Alemán

“La tiranía totalitaria no se edifica sobre las virtudes de los totalitarios sino sobre las faltas de los demócratas”

Albert Camus

Preocupación y cuidado por las instituciones e intereses de una nación. Esta es una de las definiciones que la Real Academia de la Lengua otorga al concepto de civismo, y es que a pesar de ser una palabra que conocemos desde muy pequeños, pocos entendemos realmente la relevancia de este concepto en nuestra vida diaria.

Aplicada a los ciudadanos, el civismo podría entenderse también como el comportamiento de una persona que cumple con sus deberes de ciudadano, respeta las leyes y contribuye así al funcionamiento correcto de la sociedad.

El sentido cívico nos obliga y convoca a todos, ciudadanos de todas edades, profesiones, religiones, género o raza; obliga por igual al taxista que al abogado, al médico como a la ama de casa, el civismo obliga el comportamiento sin duda también de quienes por mandato popular desempeñan un cargo de Gobierno.

Pero desgraciadamente la realidad nos confronta con una situación distinta, vivimos en una sociedad donde constantemente somos omisos con nuestros deberes como ciudadanos, donde no se respetan las leyes más elementales y por ende el Gobierno, que emana de los ciudadanos mismos, es reflejo de esa sociedad carente de valores cívicos y éticos.

Por eso hoy, nos sorprende tanto a los mexicanos enterarnos que nuestros hermanos del país vecino de Guatemala lograron que su Presidente Otto Pérez Molina, renunciara a su cargo en la madrugada del miércoles 3 de septiembre, para hacer frente a las acusaciones de cohecho y fraude fiscal.

IMG_5228-e1440735591180

Pero no caigamos en confusiones, la renuncia del Presidente Pérez Molina no fue producto únicamente de las manifestaciones en las principales plazas públicas del país, la renuncia se logró gracias a un sistema jurídico robusto, mismo que le permitió al Congreso de la nación votar de forma unánime para despojar el presidente de su inmunidad. Un sistema jurídico donde la Procuraduría General en su calidad de representante del Estado, tiene facultades para emitir un comunicado exhortando al Presidente a “presentar su renuncia al cargo con el fin de evitar la ingobernabilidad que traiga como consecuencia la inestabilidad de la nación”.

 

Guatemala, cuenta con leyes que le permitieron a Contraloría General de Cuentas procesar por el cargo de corrupción a la vice presidenta Roxanna Baldetti misma que fue enviada a prisión e iniciar un proceso en contra del presidente en funciones. La sorpresa es que México cuenta con leyes similares, con facultades de los tribunales y procuradurías para ejercer acción penal contra quien resulte responsable de daños a la nación derivados de actos de corrupción, la diferencia entre Guatemala y México no son ni la intensidad y estridencia de las marchas, ni el sistema jurídico, la diferencia radica en el sentido cívico de nuestros gobernantes.

 

Como dato, según el Índice de Percepción de la Corrupción, mismo que mide a 174 países, México ha pasado en 10 años del puesto 64 en 2004 al 103, mientras que Guatemala ha logrado abatir la percepción de la corrupción logrando avanzar del lugar 122 en 2004 al 115 en 2014.

Y como no emocionarse al ver que en un país, sin importar tu cargo o poder, si cometes un crimen lo pagas, esa es la diferencia entre el progreso y el rezago, mientras no se combata de frente a la corrupción, desde todos los órdenes de gobierno, pero también desde la sociedad misma, nunca habremos de tener la nación que anhelamos.

Este día Guatemala da lecciones de civismo a América Latina, un pueblo que ha impulsado desde la sociedad el combate a la corrupción, hoy en México debemos ser humildes y entender la lección que somos los ciudadanos quien con nuestras acciones podemos comenzar un verdadero frente en contra de los gobiernos corruptos, teniendo siempre en cuenta que no podemos exigirle a nuestras autoridades algo que no estamos dando.

Un reconocimiento a nuestros hermanos de Guatemala, felicidades por esta victoria.

¿Cómo calificas esta nota?

Anuncios

2 comentarios en “Guatemala: lecciones de civismo para América Latina

  1. necesitamos valores desde la . cuna y sobre todo tener valor para ejercer nuestras funciones sin afectar a los demás asi como también para asumir las consecuencias de nuestros actos… podemos cambiar pero el cambio lo lograremos juntos.

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s